Con la integridad por bandera y la voluntad de hacer las cosas a su manera, While She Sleeps han conseguido fidelizar a un buen número de seguidores. Pero con el más comercial So What?, el quinteto inglés demuestra que tampoco renuncia a llegar a quienes todavía no lo son.

While She Sleeps están convencidos de que con So What? (Sleeps Brothers/Spinefarm) han creado su mejor disco. De acuerdo, es lo que dicen todos los grupos, pero en el caso de los ingleses bien podría ser verdad. Tan entusiasmados están que incluso han llegado a decir que el anterior You Are We les parece una maqueta al lado del nuevo álbum. Pero tampoco olvidan que, esa obra, que financiaron mediante una campaña de crowdfunding, les ayudó a darse cuenta realmente del impacto que tenía su música entre quienes la escuchan.

Cuando terminaron la gira de You Are We, Lawrence ‘Loz’ Taylor (voz), Sean Long (guitarra, voz), Mat Welsh (guitarra, voz), Aaran McKenzie (bajo) y Adam Savage (batería) se atrincheraron en su estudio Sleeps Audio en Sheffield, donde pasaron cinco meses grabando su siguiente capítulo. Creado junto a Carl Brown, So What? presenta una versión más refinada de While She Sleeps de a lo que estábamos acostumbrados, con una producción más elaborada y unos estribillos gigantes que ya te imaginas siendo cantados por miles de personas. En el próximo Resurrection Fest tendremos la oportunidad de comprobarlo.

No hace mucho habéis tocado en China. ¿Cómo sois recibidos allí?
LAWRENCE ‘LOZ’ TAYLOR “Era nuestra segunda vez allí y siempre nos alucina que haya gente que quiera vernos y se sepa nuestras letras. Es una pasada que nuestra música llegue tan lejos. La cultura es muy distinta a la nuestra, pero hemos conectado con esa gente. Nos enamoramos la primera vez de su actitud. Aprecian mucho que una banda vaya allí. Cuando vas a Estados Unidos o Australia la gente está muy acostumbrada a ver grupos, pero en China es algo excepcional. Es una locura”.

Me lo imagino. Antes de empezar a charlar sobre So What?, quería preguntarte también por la noticia de que en vuestro último concierto en Londres se robaron más de cien móviles entre el público. ¿Sabes lo que ocurrió?
“Sí. Básicamente es una banda organizada que opera en Londres. No fue sólo en nuestro concierto, sino que van por ahí robando en otras salas. Compran entradas de los conciertos porque saben que habrá mucha gente y que estará distraída viendo el show. Creo que quizá se exageró con el número de móviles que se robaron, pero igualmente es lamentable. Por desgracia, no hay manera de controlar quién compra una entrada”.

Ya, por aquí empieza a ser muy habitual también. A vosotros os robaron en Barcelona, ¿verdad?
“Sí, hace dos años. Nos robaron nueve portátiles. Uno de nuestra crew estaba durmiendo en la furgoneta cuando los robaron por la ventana, pero no pudo coger al tipo”.

Espero que no nos odies por eso.
“No, no, nos encanta Barcelona. Por desgracia, también hay bandas que se dedican a robar a los grupos”.

Tengo que decirte que me ha gustado mucho el disco. Aunque sea más melódico y más producido, sigue conservando vuestra energía.
“¡Muchas gracias! Creo que para nosotros transmitir esa energía es algo fácil, pero este álbum no fue sencillo de hacer. Yo tuve que pasar por una tercera intervención quirúrgica de garganta, Sean rompió con su novia, Mat tuvo que ser ingresado porque le explotó el apéndice. Siguiendo la tradición de While She Sleeps, componer y grabar el nuevo disco fue una montaña rusa (risas). Creo que cada canción tiene su propia historia y su propia energía. Casi lo tratamos más como si fueran singles individuales que como un álbum”.

¿Qué buscabais?
“Creo que lo que intentamos fue centrarnos en los temas que nos parecían que aportaban algo nuevo. Aunque dudáramos si podrían gustar a nuestros fans, ésas eran las que iban a ir en el disco. Queríamos ver hasta dónde de lejos podíamos llegar. Creo que esa excitación es la que se transformó en esa energía que comentabas”.

Desde luego se nota que en cada canción hay un montón de ideas.
“Sí. Tan pronto como terminamos el disco anterior, empezamos a probar cosas nuevas. Nos cuesta mucho componer. Creo que para éste estuvimos un par de años. Vas acumulando ideas y luego puedes aplicarlas a otra canción. A veces cogemos un tema y le damos la vuelta completamente, y lo que era la intro, pasa a ser la parte final. O cogemos una letra y la colocamos en otra canción para ver cómo encaja”.

También tuvisteis a un coro grabando un par de temas.
“Sí, siempre habíamos querido hacerlo. Era una manera de amplificar esas secciones. Les invitamos al concierto que hicimos en el Roundhouse, en Londres. Fue muy especial”.

¿Es una influencia de escuchar cómo la gente corea vuestras canciones en directo?
“Creo que es nuestra manera de componer. Siempre hemos pensado en las gang vocals. Como frontman es genial que el público cante. El sentimiento de unidad de muchas voces es algo hermoso. Queríamos llevar eso al extremo y fue genial poder tener al coro en el álbum”.

También me ha parecido que la voz de Mat tiene más protagonismo. ¿Le animaste a que cantara más?
“Creo que a veces es difícil distinguir quién canta exactamente. Yo canto muchas más voces limpias de lo que parece. La gente se sorprendería de lo que llego a cantar, además de Mat y Sean. Pero creo que tiene que ver con que he ganado confianza para cantar más melódicamente y también es una manera de proteger mi voz y poder tener una carrera más longeva. Siempre he creído que gritar es más impersonal. Cuando cantas eres más tú. Así que siento decepcionarte, pero soy yo quien canta muchas partes limpias (risas)”.

También está Griffin Dickinson de Shvpes en ‘Back Of My Mind’.
“Conocemos a esos tíos y para ese tema queríamos algo muy distinto, casi rapeado. Cuando estábamos hablando de eso, salió el nombre de Griff y se lo propusimos”.

No sabía que pudiera rapear.
“Sí (risas). Tiene una buena voz”.

En el disco hay más tonalidades electrónicas. ¿De dónde vinieron?
“En la banda tenemos influencias muy distintas. Empezamos el grupo por nuestro amor por el metalcore, pero a medida que ha ido pasando el tiempo hemos ido aprendiendo a incorporar esos sonidos. Cuando éramos más jóvenes nos gustaban mucho Daft Punk y la escena electro, y nos parecía muy interesante incorporar eso y hacerlo chocar con guitarras y breakdowns”.

La verdad es que funciona muy bien. ¿Crees que en algún momento iréis tan lejos como han ido Bring Me The Horizon y cambiaréis vuestro sonido por completo?
“Es difícil de decir. Va a depender de nuestros fans y de lo queramos hacer nosotros. Personalmente me gusta escuchar música pop y escuchar heavy metal. No me importaría hacer una mezcla de las dos. Creo que Bring Me se han olvidado casi por completo de la parte metal. No creo que eso llegue a pasar con nosotros. Nos sigue gustando el metal y el rock”.

“Espero que la gente nos vea como una banda importante del Reino Unido y que ha aportado algo a la escena metal”

Es interesante ver cómo cada banda ha ido evolucionando. Al principio a Bring Me, Architects y a vosotros se os ponía en el saco del metalcore, pero ahora sonáis muy distintas.

(Risas) Ya… Creo que era una cuestión de tiempo. Cuando eres joven sólo quieres hacer un disco de metal, pero a medida que vas haciendo discos, vas mutando. Nuestro primer álbum era más metalcore y Brainwashed era más punk y político. Con You Are We nos dimos cuenta de que nuestra música era de verdad importante para nuestros fans, porque hasta entonces no estábamos seguros. El apoyo que tuvimos para financiar ese disco nos hizo saber que realmente les importa el grupo y eso nos ha dado la confianza para ser nosotros mismos, y eso se refleja en el nuevo trabajo. Espero que la gente nos vea como una banda importante del Reino Unido y que ha aportado algo a la escena metal”.

No sé si con la creación de vuestro sello con You Are We sientes que la gente está más implicada con vosotros y os apoya más que a otros grupos.
“Sí. Creo que somos una banda humilde y que siempre somos muy sinceros con nuestra situación. No sé si has visto el pequeño documental que hemos hecho sobre el nuevo disco, pero ahí mostramos de manera muy real cómo trabajamos. Creo que a veces la gente puede verte en directo o escuchar el disco y no se da cuenta de todo lo que hay detrás. La banda es una parte muy importante de nuestras vidas y cuando la gente ve eso y que tenemos una mentalidad muy DIY, muy punk, quiere unirse a nuestro viaje”.

El título So What? tiene esa connotación punk también.
“Para nosotros era una manera de decir que no importa la imagen, sino la música. Por eso dejamos la portada casi en blanco con el título en medio. Y yendo más allá, puede aplicarse a las personas también. Lo importante es lo que hay dentro, no el exterior”.

DAVID GARCELL