Sin duda alguna, Numen es la banda de black metal más importante que haya salido nunca de Euskal Herria. El feroz Iluntasuna Besarkatu Nuen Betiko, el álbum que viene a romper con doce años de silencio discográfico, se merece una buena entrevista.

Cuando Numen publicaron su anterior álbum, el homónimo de 2007, yo todavía escribía en la extinta revista Rock Hard. ¡Madre mía, no ha llovido ni nada! Pese a todo, siempre los he tenido en mente, porque la banda que actualmente completan Aritz Navarro (voz), Jabo (guitarra), Xabi (guitarra), Lander (bajo, flauta, alboka), Eöl (teclados, coros) y Eihar (batería), nunca ha cesado su actividad.

Ya sea por conciertos esporádicos o algún post en las redes, los vascos nos demostraban que seguían ahí, tan vivos como en 1997, cuando se fundaron, ideando el trabajo que por fin debía terminar con su larga sequía discográfica.

El pasado 27 de septiembre terminó la espera y los blackers de Mondragón entregaron Iluntasuna Besarkatu Nuen Betiko, el disco más rápido y agresivo que hayan publicado, aunque nos los devuelva, como no podía ser de otra forma, en plena comunión con sus costumbres ancestrales, los frondosos bosques de su tierra y esa lluvia intermitente que ha forjado su personalidad.

Para un servidor estamos ante un discazo, así te tocaba convocar a casi toda la formación para que nos explicara los entresijos de su cuarto largo.

Doce años para darle continuidad al álbum homónimo. Las cosas hay que hacerlas con calma para que salgan bien, pero vaya, es un montón de tiempo… ¿Cómo lo explicáis, qué ha ocurrido para que haya pasado más de una década desde el anterior álbum?
JABO “Efectivamente, ha pasado mucho tiempo. Pero así ha sido, no se han dado las circunstancias que necesitábamos para que pudiéramos sacar adelante un nuevo trabajo de Numen y hasta que no hemos tenido esas condiciones, digamos que Numen ha estado en otro plano al tiempo que nos ocupábamos de otros proyectos musicales y de nuestros propios proyectos de vida personales. Podríamos hablar de todos los obstáculos, los cambios de formación, la búsqueda de batería… pero una vez han pasado los años lo importante es que hemos encontrado ese momento para poder volver con nuevo material y con una formación que nos permita presentarlo en directo. Es algo que no tuvimos con el anterior trabajo y que nos costó luego mucho tiempo remontar”.

¿Cuándo os ponéis realmente a trabajar en este nuevo disco y dónde se graba finalmente?
JABO “Ha habido varias fases, pero se puede decir que empezamos a trabajar en este disco ya a conciencia con la entrada de Eihar, allá por 2014. Hasta entonces habíamos ido avanzando los temas y dando forma a las ideas, pero con la entrada de Eihar ya empezamos a centrar los tiros. Retomamos la actividad del local y cuando ya vimos los temas machacados empezamos a planificar la grabación. A finales del 2016 Eihar graba las baterías en Legarre Studios con Walter y ya en 2017 se graba el bajo y la voz en los Auryn Studios de Tristán, y las guitarras y teclados en los Basoa Studios. Las guitarras las he grabado yo con la ayuda de mi hermano Pe de Cerebral Effusion. El tema instrumental, lo que sería guitarra acústica, flautas y voces narradas, lo grabamos también en Legarre Studios. Finalmente mezclamos con Ekaitz Garmendia en BlackStorm Studios en 2018. Le hemos dedicado mucho esfuerzo a la producción. Hemos probado varios estudios y hemos dado unas cuantas vueltas hasta encontrar finalmente la fórmula que buscábamos, que no era otra que sonar tipo como lo hacemos en el local pero con ese toque de grabación de estudio”.

Habéis vuelto en buena forma, ya lo creo que sí, e incluso más tralleros de lo que os recordaba. Vaya tremendo meneo nos pegáis en ‘Pairamena’, ‘Nire Arnasean Biziko Da Gaua’ o ‘Itzaletan Solasean’, y es que Eihar no para en la batería…
ARITZ NAVARRO “Muchas gracias. La verdad es que éste y nuestro anterior trabajo son los dos más rápidos y exigentes en cuanto a la labor del batería, aunque en Basoaren Semeak ya se marcaron las bases. Eihar ha aportado muchísimo y es el batería perfecto para la banda, además de que es de la casa. Los temas que destacas es verdad que puntualmente llegan a tempos muy rápidos y de por sí dejan pocos huecos sin darle cera. Es lo que ha salido”.

Lo cierto es que lo nuevo me ha recordado a Dark Funeral por esa velocidad tan marcada, la emocionante melodía en muchos riffs e incluso la forma con la que has afrontado las voces. Puede que también a Marduk. ¿Qué opináis? En lo que coincidiremos es que los 90 siguen siendo lo vuestro de calle, ¿no?
ARITZ “Sí. Es verdad que las influencias de Dark Funeral y Marduk son evidentes en algunos temas y pasajes, pero también las de bandas como Mayhem, Satyricon, Emperor, Aeternus… de todas formas, creemos que sigue siendo un CD que suena a Numen al 100%, que en el fondo es de lo que se trata”.

El inicio de ‘Iraganeko Errautsak’ me ha recordado mucho a Darkened Nocturn Slaughtercult, risa incluida, y vaya otro chaparrón nos cae encima luego… Siento incidir en el tema, pero parece que os hayáis puesto entre ceja y ceja pegarnos un buen rapapolvo durante todo el recorrido (risas).
ARITZ “La velocidad, violencia y la garra para nosotros es tan importante como las melodías y pasajes más paganos. Numen es un compendio de todo ello y no sería lo mismo hoy en día si no se diera todo esto en nuestros temas. La verdad que este trabajo nos ha llevado tiempo y lo único que de verdad teníamos entre ceja y ceja era volver con un buen álbum que sonara a lo que Numen es actualmente”.

Hasta el corte final no encontramos elementos netamente ambientales o folk. ¿Deliberado, no lo pedía el disco dada la cera o su temática…?
LANDER “No es que haya sido una decisión deliberada, ya en el anterior trabajo los elementos ambientales y folk fueron perdiendo su peso, y en éste también, como se puede apreciar, tienen menos protagonismo. Puede decirse que es la consecuencia natural de la evolución del concepto musical de Numen. Si vamos veinte años atrás, a los primeros trabajos, había mucha creatividad en el local, improvisación, y el abanico musical de influencias era más extenso; hay que tener en cuenta que había miembros en Numen que aportaban mucho en ese aspecto. Hoy en día el concepto musical está más definido, es mucho más crudo y deja poco espacio para meter esos elementos”.

Vuestro sello me ha hecho llegar las letras, pero como imaginaréis, no es que me haya enterado demasiado… (Risas) ¿Seguís inmersos en las leyendas vascas y las viejas batallas en este álbum? ¿De qué trata el disco?
LANDER “Sí, claro. Aunque la temática en general sigue siendo la misma, esta vez tal vez sean de pensamientos y reflexiones más oscuras acorde con el concepto musical de todo el trabajo. Hablan sobre el pensamiento o la manera de entender el mundo, nuestro entorno y el respeto hacia lo desconocido, hacia el submundo que ese abre a través de nuestras cuevas, cavernas o sueños. Sobre el pensamiento pagano que fue perseguido y erradicado por el cristianismo. Sobre el valor de la transmisión de nuestros antepasados. Creencias arraigadas durante siglos que nos han mantenido unidos a nuestra tierra y que han forjado nuestra idiosincrasia, forma de ser y manera de vivir. El aspecto lírico es importante para Numen. Con las letras se quiere transmitir el sentimiento de nostalgia hacia una cultura y una manera de pensar que, poco a poco, se ha ido perdiendo en nuestra tierra y, en general, a nivel global”.

“Con las letras se quiere transmitir el sentimiento de nostalgia hacia una cultura y una manera de pensar que, poco a poco, se ha ido perdiendo en nuestra tierra” LANDER

La portada evoca perfectamente lo que encontraremos en el disco y lo que sois: malévola naturaleza y oscuridad norteña. ¿Quién es el autor y qué le pedisteis?
JABO “El autor es Aghy Purakusuma, cantante de Digging Up, banda de brutal death de Indonesia. Podéis ver otros diseños en su página Artstation. Lo cierto es que nos llamó la atención un trabajo que hizo para un festival, el Vientiane Death Fest, y al ponernos en contacto con él enseguida se motivó con el proyecto. Básicamente le pedimos lo que has descrito tan bien en tan pocas palabras: malévola naturaleza y oscuridad norteña, buscando de alguna manera ilustrar algún paisaje de nuestro entorno distorsionándolo con ese punto de caos y oscuridad, para lo que nos hemos basado en Anboto, una de nuestras montañas más emblemáticas. Ha sido un verdadero placer trabajar con Aghy, un tío muy noble y para nada conformista que no paró hasta que consiguió que quedáramos 100% satisfechos”.

Ya que hablábamos de vuestra discográfica, lo cierto es que Les Acteurs De L’Ombre siempre me han llamado la atención por su buen gusto a la hora de publicar black galo, en su mayor parte. ¿Cómo se dio el contacto y qué me podéis decir de ellos hasta ahora?
XABI “Pues el primer contacto surgió cuando fuimos a tocar al Cernunnos Pagan Fest de París en 2011, en la mítica sala Moulin Rouge. Allí conocimos a Gérald Milani, el mánager del sello, y nos propuso reeditar el último álbum Numen que había salido en 2007 y estaba ya agotado. Hicimos esa reedición con ellos y quedamos muy satisfechos. Cuando grabamos Iluntasuna Besarkatu Nuen Betiko y empezamos a pensar en sellos para editarlo, Les Acteurs De L’Ombre fue la primera opción. En todos estos años desde 2011 habíamos visto que el sello había crecido mucho, que era muy activo editando discos y que se hacía buena promo en la red y se movían por muchos festivales. Contactamos con ellos y no tardamos en llegar a un acuerdo. Es gente muy profesional y se implican mucho para hacer las cosas bien. Estamos muy contentos de poder trabajar juntos”.

Numen se dejan ver poco en directo, sólo tocáis en las grandes ocasiones. ¿Vais a seguir así o tenéis pensado tocar más de seguido con esta obra?
XABI “Lo cierto es que siempre hemos querido tocar lo máximo posible, pero ha sido difícil por diferentes cambios en la formación y cuestiones de trabajo, familia… Desde la entrada de Eihar en la banda tenemos una estabilidad con la que podremos tocar mucho más de lo que hemos podido hasta ahora. Aunque los diferentes proyectos musicales en los que participamos y las situaciones personales hacen que no siempre podamos estar activos de cara a directos. Así que tenemos que ser un poco selectivos”.

Una vez me contaron que cuando tocáis en Euskadi es algo así como un acontecimiento y que podéis meter 300 personas tranquilamente. ¿Es realmente así o mi colega exageró un poquito? Son pocas las bandas de black de este país que puedan decir eso, la verdad…
XABI “Pues sí, la verdad es que siempre ha sido la hostia la respuesta de la gente cuando hemos podido tocar aquí. También es cierto que, como decía antes, no hemos podido salir al escenario tantas veces como hubiésemos querido, y al hacernos de rogar, es normal que la gente esté con más ganas de vernos (risas)”.

Mi última pregunta era para Eöl, pero igual me ayudáis también… Siempre he querido hacerme con el material de Elffor y nunca he sabido muy bien dónde dirigirme. ¿Me podéis echar un cable?
JABO “Para conseguir material no tienes más que escribir a elffor666@gmail.com. Todas las news se actualizan en su web oficial y el material está disponible también en Bandcamp”.

PAU NAVARRA