Inicio Críticas de Discos TRONO DE SANGRE – ‘Disco Del Año’

TRONO DE SANGRE – ‘Disco Del Año’

Guitarras retorcidas, rabia punk y líricas entre lo filosófico y lo surrealista.

Foto: Sergio Albert

A pesar de que llevan repartiendo zapatilla desde 2010, Trono De Sangre la han ido dosificando en pequeñas entregas a lo largo de todo este tiempo. Si bien es verdad que han disfrutado de cierta regularidad sobre los escenarios granjeándose una reputación de banda difícil de batir en directo, su palmarés discográfico hasta la fecha (dos EPs y un álbum) resultaba más bien escaso.

Crítica del disco 'Disco Del Año' de Trono De SangreDesde la publicación en 2014 del aplaudido La Mitad De Lo Que Somos, La Mitad De Lo Que Creemos, los madrileños han ido avanzando a trompicones para poder finalizar un nuevo disco que parecía que nunca iba a llegar. Finalmente (y tras ver pasar a un buen puñado de guitarristas por sus filas), David, Fernando y Hans decidieron irse el pasado verano a los Kollapse Studio de Lugo con Iván Ferro para registrar sus nuevas canciones como trío.

El resultado es un trabajo que sigue sonando 100% a ellos pero expandiendo su peculiar universo. Un arco sonoro dónde es fácil reconocer elementos de The Dillinger Escape Plan o incluso de Converge, pero que en esta ocasión incorpora un mayor componente melódico. Estamos ante su obra más sencilla de digerir, pero no te confundas. Su música sigue siendo un auténtico rompecabezas.

La pulsión rockera de ‘Un Año Necesario’ ya de entrada resulta accesible para los parámetros a los que nos tienen acostumbrados. Incluso su letra sobre el paso del tiempo durante el confinamiento y la necesidad de echar el ancla a tierra no resulta tan difícil de comprender. A pesar de los juegos de redobles y riffs ejecutados a velocidad supersónica, ‘La Tempestad’ también nos presenta un estribillo que es lo más cercano a un hit que les hayamos escuchado nunca.

Sin embargo, y tras el impacto inicial, poco a poco van transformándose en esa bestia imprevisible y a ratos hasta incómoda. En ‘El Cisne Ciego’ son capaces de dibujar líneas de guitarra en la onda de los Mastodon progresivos al tiempo que te sacuden de lo lindo con ‘La Extrañeza De Los Hadrones’. ‘La Posibilidad De Una Isla’ esconde pasajes inquietantes dignos de los mencionados Dillinger para desembocar en un agónico sprint con un grito agudo que pone el bello de punta. Uno de mis momentos favoritos del álbum demostrando que, además de un guitarrista extraordinario, Fernando es un cantante tremendamente solvente e imaginativo.

‘El Maravilloso Mundo Del Teatro’ (un minuto y medio en el que se bastan y se sobran para despeinarte sin piedad) o ‘Matar A Dios’ son las que más llegan a recordar a sus primeras grabaciones, siendo esta última un puente perfecto que une a los Trono actuales con los del pasado. Guitarras retorcidas, rabia punk y líricas entre lo filosófico y lo surrealista. Un manicomio sonoro que finaliza con ‘La Mirada Infinita’, donde aún contando con otra melodía memorable, mantienen la habilidad de dejarte desconcertado.

Que hayan optado por titular su regreso como Disco Del Año podría sonar pretencioso a todas las luces, pero Trono De Sangre se han asegurado de que, al menos mientras lo escuchas, puedas llegar a pensar que realmente lo es. Y es que todavía sigue siendo un marrón para los plumillas tener que explicar con palabras todo lo que hay condensado en los cerebros de estos tres sujetos. Ojalá no tengamos que esperar tanto a su siguiente chaladura.

GONZALO PUEBLA

Reseña
Trono De Sangre
8
Artículo anteriorRage Against The Machine confirman fechas en España
Artículo siguienteFONTAINES D.C. – ‘Skinty Fia’