Inicio Críticas de Discos FONTAINES D.C. – ‘Skinty Fia’

FONTAINES D.C. – ‘Skinty Fia’

Sin hacer concesiones, pero aspirando a todo. 

Skinty Fia Crítica disco Fontaines D.C.

Ahora hace apenas tres años, Fontaines D.C. publicaban su debut, Dogrel, y subían propulsados por el típico hype mediático británico, capaz de colocar en el mapa prácticamente a cualquier banda que se proponga.

A su favor tenían el encajar como un guante en la narrativa del revival post punk junto a bandas como Idles o Shame, y ellos supieron aprovechar todas las oportunidades para afianzarse en una posición que seguramente ni soñaban unos meses antes. Pero lo que podría haber sido un fogonazo que se hubiese disipado, más con la pandemia por medio, se convirtió en una llama más robusta con la publicación de A Hero’s Death en 2020. Ahí los irlandeses rompieron con el guión que aconseja repetir la misma fórmula de un disco de éxito, con un álbum más oscuro y que dejaba apartada su faceta más gamberra. Y que no son una banda dispuesta a quedarse estancada vuelve quedar patente en esta tercera entrega.

Skinty Fia llega marcado por la decisión de cuatro de sus componentes de irse a vivir a Inglaterra, y trata de manera más subliminal que explícita ese choque cultural. No hay nada que refuerce más el sentimiento de identidad que el sentir que los demás te tratan de manera diferente en base a ella. No creo que sea casualidad que el título del disco, que podría traducirse como ‘la maldición del ciervo’, sea en irlandés, o que la primera canción ‘In ár gCroíthe go deo’ se inspirara en una polémica en la que la iglesia anglicana quería impedir que una mujer pudiera grabar en su tumba una frase en gaélico, sin su traducción en inglés, por considerar que podía ser visto como un acto político.

Esa voluntad de ser, sin rendir cuentas a nadie, se traslada también en lo musical. Cada canción es un pequeño mundo en sí mismo en el que puedes perderte, pero juntas adquieren una coherencia que difícilmente puede apreciarse si uno solo se dedica a escuchar canciones sueltas en playlists.

La banda se muestra valiente tanto a la hora apostar por el minimalismo, desnudándose al máximo (‘The Couple Across The Way’ es una emocionante balada con voz y acordeón que podría haber sido escrita hace 100 años), como cuando deciden experimentar con ritmos más bailables (‘Skinty Fia’) o se atreven a jugar en el terreno melódico del brit pop (‘Jackie Down The Line’, ‘I Love You’). La sobriedad instrumental en ‘Big Shot’, donde se acercan a Interpol, o ‘Bloomsday’, con una línea de guitarra a lo Pixies, lejos de restarles atractivo, se convierte en una virtud, y sin seguir siendo un gran cantante, Grian Chatten ha encontrado la manera de sacarle la máxima expresividad a su voz tirando monocorde.

Puede que los hubiera subestimado, pero el aplomo con el que Fontaines D.C. están construyendo su discografía es realmente admirable. Sin hacer concesiones, pero aspirando a todo.

JORDI MEYA

Artículo anteriorTRONO DE SANGRE – ‘Disco Del Año’
Artículo siguienteLa joya del día – ‘High Plains Drifter’