Inicio Críticas de Discos PYLAR – ‘Abysmos’

PYLAR – ‘Abysmos’

Se erigen como druidas telúricos capaces de invocar a lo desconocido y despertar lo antiguo y escondido.

Abysmos es el séptimo trabajo de PYLAR y el segundo de una trilogía comenzada hace tres años con Horror Cósmico. De nuevo, los sevillanos se erigen como druidas telúricos capaces de invocar a lo desconocido y despertar lo antiguo y escondido, ya sean deidades ancestrales o los más oscuros horrores cósmicos lovecraftianos.

Para un resultado real y de auténtico rigor como en esta obra se destila, han vuelto a contar de nuevo con Francisco Jota Pérez, experto en filosofía ocultista, hiperstición y narrador experimental, y Reza Negarestani, aportando los textos para que Lengua de Carpa murmulle, aúlle, invoque, blasfeme o suelte su aliento xenoprimordial.

‘La Caída (Descenso Definitivo A Través De Profundidades Mayores)’ estalla súbitamente. Gritos que se van apagando incesantemente tras una embestida de trombones, susurros y coros primitivos mezclados con ondas sonoras intergalácticas van introduciéndote en un mantra para acaparar toda tu atención a lo que va a acontecer. Trémolos de guitarra y redobles que danzan a su antojo se van sucediendo, un gong que va marcando el paso en esta sinfonía de drone y el kraut más experimental.

El violín también tiene cabida aquí, creando atmósferas de tensión y desasosiego en los momentos tensos de calma antes de la tormenta sonora, que irrumpe nuevamente con más fuerza y agresividad con los golpes de distorsión eléctrica de la guitarra. La manera de llevar este tema lenta, pero progresivamente todos los elementos hasta la eclosión final y el seguido devenir es de alta orfebrería. Una madurez y brillantez excepcionales, destacándolos y haciéndolos únicos.

La siguiente ‘Fervor Espiral’ empieza álgida y psicodélica, el jazz aquí ya está presente en forma de tema aparentemente desestructurado pero concienzudamente ejecutado. La electrónica se conjuga perfectamente con los instrumentos de viento mientras la percusión va de un lado para otro sin despeinarse, desatando la locura y psicodelia desde el inicio hasta el final de la canción, corta pero intensísima.

‘Crepitación Solar’ se presenta tranquila y pacificadora, con Lengua de Carpa orando en su versión más cristalina y entendible, acompañado de brillantes y armoniosos arpegios, hasta que una vez más los redobles irán marcando y acelerando la tonada. Aquí son las trompetas quienes asfixian y oprimen, el bajo arroja densidad y músculo a la atmosfera claustrofóbica que empieza a hacer mella. Entonces es, como dioses enfurecidos, cuando todo el poder es desatado; Bar-Gal y su holocausto sónico y estructuras esquizoides, la insistencia de Trarames en los ciclones ctónicos y reliquias sonoras mesopotámicas, Gamaheo castiga con conmociones teluromagnéticas y perversión rítmica, y Lingua Alaudae esparce esporas alucinatorias y realiza dinámicas multiplexadas.

Sin duda alguna, la mayor catarsis es en este punto de Abysmos. Los riffs de guitarra embriagan y desarman totalmente nuestras defensas y nos dejamos deconstruir para luego renacer (o no) en un nuevo estado de (des)gracia. La oscuridad hecha versos, los guturales y la violencia se desata tras veloces golpes de parche, entrando en los terrenos del black o el death metal más retorcido (Deathspell Omega, Portal o Blut Aus Nord me vienen a la sesera), trompeta y violín hincan sus agudas notas en el sistema nervioso cual agujas de acupuntura, desatando el clímax en esta orgía de sensaciones extrasensoriales.

De nuevo esas notas tan agudas perpetradas por el violín y la cacharrería electrónica nos sumergirán en el epílogo ambient ‘Pasado Profundo’ al final de esta segunda parte de la trilogía dedicada a Lovecraft. Si cada parte se ha tornado más oscura y demencial, no puedo esperar el día en que ésta se complete.

SANTA

 

Reseña
PYLAR
9
Artículo anteriorRise Against lanzan un EP por sorpresa, ‘Nowhere Generation II’
Artículo siguienteCHURCH OF THE COSMIC SKULL – ‘There Is No Time’