Como muchos ya sabréis, No Man’s Land, el reciente álbum de Frank Turner, está basado en relatos de mujeres que ejercieron un papel relevante en la historia pero que nunca tuvieron suficiente reconocimiento. Uno de ellos es el de Jinny Bingham.

Bingham era encargada de cocheras en el Mother Red Cap, un local para viajeros en el barrio londinense de Camden durante el siglo XVII. Llegó a tener varios maridos y amantes que fallecieron en extrañas circunstancias, siendo entonces Jinny acusada de brujería. El famoso local The Underworld (donde vemos a Turner interpretar la canción) conserva una placa en su honor y muchos dicen que su espíritu sigue vagando por allí.

Artículo anteriorThe White Stripes lanzan por sorpresa ‘Live In Mississippi’, el último concierto de su carrera
Artículo siguienteJudas Priest, Korn y más nombres para el Resurrection Fest 2020