En los últimos 15 años, A Day To Remember han ido ganando millones de fans en todo el mundo gracias a su mezcla de hardcore y pop punk. Pero en su nuevo disco, You’re Welcome, los de Florida van un paso más lejos incorporando influencias más modernas a su popcore. ¿Se habrán pasado de frenada?

Como todos los músicos a quienes hemos entrevistado en el último año, Jeremy McKinnon  se muere de ganas de salir de gira, pero tiene asumido que todavía tienen que pasar unos meses para que sea una realidad. Aunque también asegura que está disfrutando cuidando de su hija y ha aprendido a tener más paciencia. Una virtud, la paciencia, que también han tenido que practicar los fans de A Day To Remember.

Su anterior disco, Bad Reputation, salió en un lejano 2016, y aunque en un principio se anunció que su nuevo álbum iba a publicarse en noviembre de 2019, finalmente no será  hasta mañana, 5 de marzo de 2021, que haya visto la luz. Si bien en este tiempo, el grupo que completan los guitarristas Kevin Skaff y Neil Westfall, el bajista Joshua Woodard, y el batería Alex Shelnutt, ha publicado un single junto al DJ y productor Marshmello, y hasta cinco avances de You’re Welcome, el secretismo alrededor de la fecha de edición definitiva de su séptimo disco parecía una broma de mal gusto.

Aunque la banda comunicó a través de sus redes sociales, que el diseño de la portada les estaba obligando a retrasar el disco, a nadie se le escapa su fichaje por el sello Fueled By Ramen, después de seis años funcionando desde la autogestión, y, naturalmente, la pandemia, habrán sido factores más decisivos. Y es que si algo me quedó claro después de hablar con McKinnon es que el tipo tiene la mentalidad de un ejecutivo y tiene muy claros sus objetivos. Repleto de pegadizas canciones, salpicadas con elementos de pop mainstream y electrónica, You’re Welcome no deja de ser un reflejo de eso.

Escuchando You’re Welcome da la impresión que estamos ante un grupo con muchas ganas de reinventarse. 
JEREMY MCKINNONOh, es maravilloso que lo digas. No podrías hacerme más feliz porque era justo lo que queríamos. Queríamos coger lo que hemos hecho antes, pero hacer que sonara totalmente fresco. Todo el concepto era ¿cómo cogemos la fórmula de la banda y hacemos que el resultado sea diferente? Queríamos coger las estructuras de la música electrónica, con esas subidas y bajadas, y aplicarlas a una banda de rock. En el fondo, mezclar diferentes estilos es algo que ya hicimos en Homesick y funcionó de maravilla. Esta vez hicimos lo mismo. ‘Bloodsucker’ es un buen ejemplo, o también el single que hicimos con Marshmello en 2019. Queríamos que la gente se sorprendiera cuando escuche el disco por primera vez”.

En cierta manera me ha recordado, al menos en su intención, a lo que Fall Out Boy hicieron en su disco American Beauty. Ellos se acercaron más al R&B, y vosotros más al EDM y el hip hop.
“Has dado en el clavo. Todas esas influencias que has citado son las correctas. Pero añadiría la de Tom Petty en ‘F.Y.M’. Es como mi versión moderna de Tom Petty. Algunas canciones son más al estilo de los A Day To Remember antiguos, pero hay otras totalmente novedosas. Queríamos que hubiera de todo para que el disco fuera interesante de principio a fin”.

 

“Estamos muy acostumbrados a decepcionar a nuestros fans (risas)” 
JEREMY MCKINNON

¿Has abierto tus oídos más en los últimos años o siempre has escuchado de todo?
“Siempre hemos escuchado de todo. Casi diría que lo que más escuchamos es hip hop. Al final no somos distintos al resto del mundo. La gente ya no escucha música por géneros, sino que picotea un poco de todo. Este disco es un poco un reflejo de eso. No es una misma canción repetida doce veces. Queríamos que cada canción tuviera una personalidad individual que pudiera encajar en todo de tipo de playlists. El objetivo no era estar en una playlist, sino ¡ser la playlist! Queríamos cubrir todos los estilos que un fan nuestro pueda escuchar en un solo disco”.

¿Hubo alguien del grupo que fuera más reticente a abrirse tanto?
“Siempre hay miedo cuando haces algo arriesgado, o cuando piensas que no será fácilmente asimilado por tus fans. Pero nosotros siempre hemos mezclado estilos, y eso ha provocado que siempre haya un sector de fans que se mosquean. Si no hacemos algo muy heavy, hay gente que se cabrea. Pero si sólo hacemos cosas heavies, también hay otros que se cabrean porque quieren algo más pop. Así que estamos muy acostumbrados a decepcionar a nuestros fans (risas). Pero este disco les resultará interesante porque hay un poco de todo. Pero a nivel interno, todo el mundo estaba muy motivado. Hicimos 40 canciones y luego hicimos la selección. Todo el mundo dijo la suya, la banda, el sello… pero al final escogimos las que creíamos que forman el mejor disco posible. Hubo nervios, claro, pero el resultado habla por sí solo”.

‘Last Chance To Dance (Bad Friend)’ es un poco el tema que hace de puente entre los A Day To Remember más duros y los nuevos A Day To Remember. ¿Fue complicado unir esos dos mundos?
“No, nos salió de manera muy natural. Esa la hicimos en Orlando con toda la banda y Will Putney. Luego le añadimos algo de producción con Colin Brittain, el productor del disco, para que no fuera tan distinta al resto del álbum, para que encajara. Para nosotros era importante que también hubiera algo tan heavy como este tema, y el breakdown refleja la influencia de mi banda favorita de este palo, que es Terror. No te puedes ni imaginar lo mucho que me gustan Terror (risas). Tienen un tema que se llama ‘Dead Wrong’ que el riff de breakdown es brutal. Siempre me lo pongo antes de salir al escenario porque me pone a mil (risas). Para mí este tema va en la línea del hardcore que me gusta”.

En junio de 2019 lanzasteis el single ‘Rescue Me’ con Marshmello. ¿Os habéis planteado hacer más temas en esa línea o un disco de remixes de You’re Welcome?
“Cuando te he dicho que hicimos 40 temas para este disco no exageraba. Y de ésas grabamos 21 en el estudio. Y de ésas escogimos las 14 del disco. Así que hay muchísimo material del que estoy super orgulloso que está ahí. Hay un tema muy pop que me vuelve loco, hay otro que me recuerda a ‘Hallelujah’ de Jeff Buckley. Te prometo que algún día saldrán a la luz. Este disco es sólo la primera entrega”.

La verdad es que para vuestros fans la espera de este disco ha sido desesperante. ¿Cuándo lo terminasteis del todo?
“Bueno, no sabría decirte la fecha exacta porque no la recuerdo. Era como un proceso constante que nunca terminaba del todo, y también por culpa del diseño. Pero siempre fuimos informando a nuestros fans. Creo que el disco estaba hecho a principios de 2019, pero llevo tanto tiempo encerrado en casa que he perdido la percepción del tiempo (risas). Pero luego el problema principal fue encontrar un diseño que nos gustara y que representara el disco, algo que la gente pudiera encontrarle un significado a lo largo del tiempo. Creo que es algo que nuestros fans aprecian también de nuestros discos. Y no fue fácil porque cuantos más discos sacamos, más difícil es encontrar nuevas ideas para esa imagen de la silueta del tío que sale en todas nuestras portadas. Para mí era muy importante que fuera especial y nos llevó muchísimo más tiempo del que esperábamos. Lo siento mucho por los fans, y sé que nos es muy aceptable retrasar un disco por no tener portada, pero realmente fue así. Estuvimos mirando como 50 ideas para portadas, algo totalmente ridículo. Alguien debería hacer un archivo con todas las portadas. Quizá un día lo hagamos para que la gente lo entienda. Pero no estaba dispuesto a sacarlo sin una imagen de la que estuviera totalmente convencido. Por suerte, al final la encontramos”.

De todos modos, el rollo del disco es bastante animado. Quizá, al final, habrá tenido más sentido que salga en 2021, cuando ya empieza a verse un poco el final de toda la pandemia, que si lo hubiera hecho el año pasado.
“Sí, totalmente. Todo en 2021 ya es un poco mejor que en 2020. El año pasado fue muy oscuro, no se veía el final. Ahora ya ha empezado la vacunación, el mundo parece que se mueve un poco hacia la luz. No fue intencionado, pero es mucho mejor escuchar un tema como ‘Everything We Need’ hoy, que el año pasado. Cantar ‘Everything We Need’ a principios de la pandemia hubiera sonado fuera de lugar, pero ahora, tiene sentido”.

Tu voz en el disco también suena diferente en algunos momentos. ¿Tuviste un enfoque distinto en la producción o en tu interpretación?
“Las dos cosas. Lo primero que decía cada día a la banda y a cualquiera que venía a trabajar con nosotros es que borrarán cualquier expectativa y nos centráramos en escribir una canción que nos excitara a todos en ese justo momento. Teníamos que capturar la excitación del momento, y luego ya nos preocuparíamos en hacerla sonar como A Day To Remember. Sinceramente, así es como hemos funcionado siempre. Yo siempre he escrito los temas con una guitarra acústica y luego los hemos ‘adaytorememberizado’ (risas). En ese aspecto no fue distinto, pero con otros conceptos. La producción fue distinta porque, de nuevo, queríamos que sonara fresco. Colin fue crucial para conseguirlo”.

Antes has citado ‘F.Y.M’, y es una de las canciones que me llamó la atención. ¿Cuál es su historia?
“Esa canción empezó conmigo jugando con esa progresión de acordes. Y un día estaba en el estudio con Colin, preparando el estudio el día antes de que viniera la banda, y le enseñé el estribillo de la canción, pero sin estar muy convencido porque no sabía si le iba a gustar ese rollo Tom Petty, pero el tío alucinó, y ese mismo día terminamos el tema. Creo que es mi favorita del disco”.

En ese estribillo cantas “Fuck your money”, y hay otro tema que se llama ‘Only Money’. ¿Cuál es tu relación con el dinero?
“A ver, mi familia era humilde. No éramos pobres porque mis padres tenían trabajos decentes, y como niño nunca supe lo justos que iban de dinero. Hicieron un buen trabajo para que nos faltara nada básico. Había cosas que no podía hacer porque costaban dinero, pero en general no me faltó de nada. Vivíamos en medio de la nada, en una finca cerca de una granja (risas). Luego empezamos con el grupo y viajamos por todo Estados Unidos, de muy jóvenes. Así que no puedo quejarme, no sé muy bien qué decirte”.

Ya, lo pregunto porque muchos grupos acaban destruidos por culpa el dinero y la avaricia. Supongo que cuando empiezas a tener éxito, tienes que aprender a gestionar la pasta, y no tiene que ser fácil.
“Tienes toda la razón. Por eso pusimos ‘Fuck Your Money’ casi al principio del disco y ‘Only Money’ casi al final. Esta última habla de mi abuela, y ella tuvo muchos problemas con su familia por culpa del dinero. Estaba muy resentida y en esa canción hablo de eso. Hay mucho que aprender de las personas mayores. Tanto de las cosas buenas como de las malas. Hay mucho que aprender sobre cómo te relacionas con el dinero”.

Muchos grupos de rock están preocupados porque no parecen captar el interés de las nuevas generaciones, pero vosotros, en lugar de quejaros, habéis hecho un disco que busca llegar a ese público. ¿Cuánto es natural o cuánto es intencionado?
“Bueno, somos fans de la música y estamos en una etapa en la que todavía nos influencia lo que escuchamos. Y no estamos fuera de onda. No estamos cerrados a todo lo que ocurre, y nos inspira. Este disco es nuestra versión de lo que está ocurriendo ahora mismo. Es un disco influenciado por lo que somos y por nuestra interpretación de la música de ahora. Veremos qué le parece a la gente (risas)“.

Habéis hecho un poco el camino inverso que ha hecho Machine Gun Kelly en su último disco. Creo que habéis llegado a un punto en común en el que podríais girar juntos.
“De hecho, hemos hablado de hacerlo. Creo que existe una transversalidad entre sus fans y los nuestros. Veo a un montón de nuestros fans hablando de su disco y viceversa. Me encantaría hacer algo con él. Creo que tendría mucho sentido”.

¿Te ha gustado su disco, Tickets To My Downfall?
“Lo que he escuchado me parece buenísimo. Hemos estado muy liados con nuestro disco y no he podido escucharlo entero, pero lo que he oído es increíble. Es una pasada que haya conseguido triunfar tanto en el mundo del hip hop como en el rock, porque no hay mucha gente capaz de hacerlo. ¡Bien por él! Necesitamos más gente para poder salir de gira (risas)“.

JORDI MEYA