Inicio Cómics y Libros El Almanaque Del Vídeo

El Almanaque Del Vídeo

Autor: Xavi Sanchez Pons
Editado por: Males Herbes

Se suele hablar de la nostalgia como algo de lo que es mejor huir, pero pocas cosas más reconfortantes hay, conforme te vas haciendo mayor, que recordar todo aquello que viviste en su momento y que ya forma parte del recuerdo No es que sean necesariamente mejores, sino que es imposible batir los recuerdos de juventud. De esto va El Almanaque Del Video (Historia Gráfica Y Oral Del Videoclub), de reproducir una época irrepetible; la de los videoclubs y las cintas VHS. Todo eso que se ve arcaico en los tiempos en que las plataformas digitales permiten tener miles de contenidos al instante, en su momento fue toda una revolución. En pocos años pasamos de tener solo dos canales de televisión a poder ver las películas que quisiéramos en nuestras casas. Bienvenidos al futuro.

Desde luego el autor, Xavi Sanchez Pons, sabe de lo que habla, ya que fue unos de esos adolescentes que se pasaba horas y horas en el videoclub de su barrio. A lo largo del libro da con todas las teclas para hacernos rememorar el gigantesco impacto que tuvo la llegada del VHS y los videoclubs a nuestras. De hecho, en cada barrio se podría haber filmado una película como Clerks.

El libro se compone de dos partes. Una primera, básicamente visual, donde año a año -de 1971 a 2020- nos muestra imágenes de lo que fue la creación, el auge, la caída y el renacimiento que estamos viviendo hoy en día del video casero, además de un archivo gráfico de caratulas de películas que eran un mundo en sí mismas y que, en más de un caso, podían ser más interesantes que la propia película de serie B que acabábamos alquilando.

Y si la parte visual es de traca, no lo es menos la segunda con tres historias orales que completan el libro. Una con los distribuidores y dueños y trabajadores de videoclubs, otro dedicado a los fans/coleccionistas de películas -donde los terror y ciencia ficción ganan por goleada-, y finalmente una última donde profesionales del cine explican cómo la llegada del vídeo doméstico moldeó su pasión por el cine. Más que leerse, estas historias orales se devoran.

Hay que agradecer a Sánchez Pons que, lejos de haber querido hacer un estudio sesudo del tema dándole un toque intelectual, haya metido el dedo en la llaga, sacando su visión de fan -comedido- y vertiendo en estas páginas todos aquellos grandes momentos con los que cualquiera que haya pasado tiempo en los videoclubs podrá conectar. Quién sabe si con este pequeño renacimiento que está viviendo el VHS, volveremos a revivir algo parecido. Pequeños brotes verdes ya estamos viendo.

RICHARD ROYUELA

Artículo anteriorLa joya del día – ‘Acid Vat’
Artículo siguienteHITTEN – ‘Triumph & Tragedy’