Steel Panther, la banda paródica de glam metal, ha tenido que sustituir a su bajista Lexxi Foxx, después de que éste ingresara voluntariamente en una clínica de rehabilitación para tratar su adicción al sexo.

Foxx tomó esta decisión después de darse cuenta que sus últimos encuentros sexuales no habían sido buenos para su bienestar.

Conociendo como las gastan Steel Panther es muy posible que la noticia sea simplemente una broma más por su parte. Y más teniendo en cuenta sus propias declaraciones.

“Amamos a Lexxi Foxx… y a su madre” ha declarado el batería Stix Zadinia. “Apoyamos su decisión de entrar en rehabilitación sexual. Estamos ansiosos por poder tenerlo de nuevo en la carretera con nosotros una vez haya aprendido a tener mejor sexo”.

El grupo empezó el jueves una gira por Estados Unidos y contará con su viejo amigo Spyder como bajista temporal.

En cualquier caso, esperemos que Foxx, y su espejo, vuelvan pronto al grupo.