Si 2020 fue el año de Phoebe Bridgers, 2021 debería ser el de su compañera en Boygenious, Julien Baker. La cantautora de Tennessee acaba de publicar su nuevo álbum Little Oblivions, y este sábado intervino en el programa CBS This Morning para interpretar con su banda, ‘Hardline’, el tema que lo abre.

La canción hace referencia a sus problemas con la adicción, aludiendo a la fina línea que la separa de una recaída. “Dibujé una línea, cuando la cruce será la tercera vez”, canta para explicar lo difícil que resulta mantenerse en el lado adecuado.