Si 2020 fue el año de Phoebe Bridgers, 2021 debería ser el de su compañera en Boygenious, Julien Baker. La cantautora de Tennessee acaba de publicar su nuevo álbum Little Oblivions, y este sábado intervino en el programa CBS This Morning para interpretar con su banda, ‘Hardline’, el tema que lo abre.

La canción hace referencia a sus problemas con la adicción, aludiendo a la fina línea que la separa de una recaída. «Dibujé una línea, cuando la cruce será la tercera vez», canta para explicar lo difícil que resulta mantenerse en el lado adecuado.

Artículo anteriorTHE WAX – ‘L’Eufòria’
Artículo siguienteMuere Lars-Göran Petrov de Entombed A.D.