En 1988 un desconocido grupo de Nueva York sacudió el mundo del rock por sorpresa. Living Colour consiguió que su fusión de hard rock, funk y hip hop captara la atención de los medios y los fans y elevó su debut Vivid en las listas de éxitos vendiendo dos millones de copias.

Apadriando por Mick Jagger, quien ejerció de co-productor del disco y colaboró en un par de temas, el cuarteto rompió tabúes y puso las bases para que años más tarde Rage Against The Machine pudiera triunfar.

Su primer single ‘Cult Of Personality’, que ganó el Grammy a Mejor Interpretación Hard Rock, fue el inicio de todo.

Artículo anteriorDevourment nos humillarán con Obscene Majesty, su quinto disco
Artículo siguienteSleeping With Sirens vuelven con ‘Leave It All Behind’