Inicio Críticas de Discos SMITH/KOTZEN – ‘Smith/Kotzen’

SMITH/KOTZEN – ‘Smith/Kotzen’

Dos veteranos con ganas de pasarlo bien.

La de Adrian Smith y Richie Kotzen es una de las uniones más sorprendente que hemos presenciado en estos últimos años. Pese a que ambos se mueven en los mundos que fluctúan por el hard rock y el heavy metal, sus carreras, ya sea por una cuestión generacional, o puramente musical, no se habían entrecruzado hasta ahora. Pero al final, han sido las circunstanciales personales, su vecindad en Los Angeles que les llevó a convertirse en buenos amigos, las que lo han facilitado.

Lo que sí tenían en común es que, pese a ser dos contrastados guitarristas, ambos han sabido ir más lejos de su instrumentos, siendo dos más que respetables cantantes -especialmente Kotzen- y compositores. Kotzen lo ha demostrado a lo largo de los años en Poison o Mr. Big, salvando a ambas formaciones de caer en sus periodos más oscuros, o más recientemente en The Winnery Dogs. De Smith, todos los fans de Iron Maiden sabemos que es el compositor en el grupo con más sentido de la melodía y la canción en el sentido más ortodoxo de la palabra, y el contrapunto perfecto a Steve Harris.

Por ello no es de extrañar que en este debut se repartan el trabajo a nivel vocal, guitarrístico y de composición. Éste es un disco hecho por un par de amigos, sin presión, sin grandes pretensiones, y con la principal idea de pasarlo bien. Y ahí radica lo bueno y lo malo del álbum.

La parte buena es que esa relajación y comodidad se transmite en cada uno de sus nueve temas. Canciones con aire a classic rock jugando con unas más que notables influencias blues pero también con gran calado melódico. Los mejores ejemplos están en ‘I Wanna Stay’, ‘Taking My Chances’ y especialmente ‘Running’, canciones que en otras décadas hubiesen podido funcionar en listas, y que a buen seguro dejan a los seguidores del estilo más que satisfechos.

La parte mala es que, sin en lugar de simplemente haberse dejado llevar, esta colaboración podía haber dado más de sí. Sus mejores momentos nos hacen intuir que si de verdad se hubiesen propuesto grabar un álbum memorable repleto de buenas canciones -algo que repetimos han demostrado de sobras que saben hacer- esto podría haber ido mucho más lejos.

Aun así, ya firmaríamos que todas estas uniones que cada vez son más frecuentes entre músicos veteranos, se resolvieran con la solvencia de este Smith/Kotzen.

RICHARD ROYUELA