Al contrario de lo que pasa con la escena euskaldun, la de grupos que cantan en catalán, salvo puntuales excepciones, nunca han logrado despertarme demasiado interés. Afortunadamente, de un tiempo a esta parte, ha surgido una nueva cantera que ha roto con el conservador rock català de toda la vida, y que abarca desde el metal extremo (Ósserp) al emocore (Coherence). O como en el caso que nos ocupa, el punk pop.

Panellet es un trío de Terrassa, Barcelona, nacido de las cenizas de Hollybuttons, que con sus pegadizas tonadillas está empezando a conseguir bastantes adeptos. Su segundo álbum llega con la novedad de haber contado con Eric Fuentes como productor. El líder de The Unfinished Sympathy les ha ayudado a realizar una versión más completa y dinámica de lo ofrecido en su debut Aloha de hace un par de años.

Moviéndose por el punk ramoniano y ultramelódico de unos Masked Intruder (imposible no pensar en ellos al escuchar ‘Montse Guallar’ o ‘Thalassa’) y otros discípulos de la escuela Fat Wreck, estas once canciones tienen por objetivo entrar en tu oído y no despegarse. Con unas divertidas y nostálgicas letras llenas de referencias, que quizá sólo quien creciera viendo ‘la manipuladora y golpista’ TV3 entenderá –Sputnik era el programa musical de referencia de la cadena en los 90-, Panellet tienen muchos números para conectar con un público que, más allá del idioma, aprecia la buena música.

JORDI PONS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here