Unos pocos meses de su muerte, Joe Strummer recibió un merecido tributo durante la ceremonia de los Grammy en 2003. Nada menos que Bruce Springsteen, Dave Grohl, Elvis Costello y Steve Van Zandt unieron fuerzas para interpretar una poderosa ‘London Calling’. Un póker de ases al que también se sumó Tony Kanal de No Doubt al bajo.

Seguro que el líder de The Clash se hubiese sentido orgulloso.

Artículo anteriorLINGUA IGNOTA – ‘Caligula’
Artículo siguienteTORCHE – ‘Admission’