Entre los seguidores de Anthrax siempre suele surgir el dilema: ¿Joey Belladonna o John Bush? ¿Tú de quién eres? Personalmente, tengo que decir que me quedo con el segundo, aunque bien es cierto que los 90 no fueron fáciles para los neoyorquinos al intentar adaptarse a las corrientes musicales de aquel entonces.

Si bien su primer esfuerzo con Bush al micrófono se tradujo en un Sound Of The White Noise que tuvo una gran acogida, sus siguientes trabajos no corrieron tan buena suerte. Una lástima porque en todos ellos se esconden auténticos trallazos como este adrenálitico ‘Fueled’ de su disco de 1995, Stomp 442.

Artículo anteriorEntrevista a Hexvessel – Naturaleza muerta
Artículo siguienteFallece Scott Walker