Tras el aplaudido Sol Invictus, su álbum de retorno publicado en 2015, podríamos estar más cerca de lo que nos pensamos de un nuevo disco de Faith No More. Al menos, eso es lo que se desprende de las últimas declaraciones de su teclista Roddy Bottum.

Entrevistado por Chandler Sorrells en The Ring, The Cage, And The Stage, Bottum contó en qué momento se encuentran los estadounidenses. Si crear su última obra fue “una verdadera lucha” en la que se sintió “realmente bien” reconectando musicalmente con sus compañeros, luego reveló que “iré periódicamente a San Francisco y haré música con esos chicos. Lo que hacemos es una cosa realmente especial, única, que compartimos, especialmente para mí, Mike Bordin y Billy (Gould)…”.

“Éramos súper jóvenes”, continuó, “teníamos como 18 ó 19 años cuando empezamos a hacer música, pero entramos en la habitación y tenemos un lenguaje que habla muy alto y muy claro, al menos para nosotros tres. Quiero decir, a dónde vas es cuestionable, pero tenemos algo así como un lenguaje que es innegable en un sentido muy familiar, y creo que todos sabemos que no es algo a lo que ninguno de nosotros quiera darle la espalda, y que es divertido de hacer”.

Para concluir, el músico destacó que “con la esperanza de hacer avanzar las cosas y hacer música nueva, continuamos haciéndolo, juntándonos y haciendo nuevos sonidos y simplemente dialogando sobre perspectivas y canciones, y hacia dónde vamos en el futuro”. Y nosotros contentos si eso nos lleva al octavo álbum de Faith No More.

Artículo anterior‘Bohemian Rhapsody’
Artículo siguienteDiez canciones para arrasar haciendo CrossFit