FECHA: 4 DE NOVIEMBRE DE 2018
LUGAR:
ELECTRIC BALLROOM, LONDRES
PROMOTORA:
LIVENATION

Cualquier aficionado a la música sabe que Londres es un paraíso en cuanto a conciertos se refiere. Da igual la fecha del año en la que viajes a la capital británica, a buen seguro que encontrarás a varias de tus bandas favoritas actuando. En nuestro caso, decidimos aprovechar el pasado puente para saldar un par de cuentas que teníamos pendientes en este año que ya llega a su fin.

La primera de ellas no podía tener mejor pinta. Ni más ni menos que ver a The Interrupters cerrando su gira por Reino Unido en el mítico Electric Ballroom de Camden. Para los que leéis habitualmente RockZone, sabéis de sobra que los apadrinados de Tim Armstrong son uno de nuestros grupos predilectos en los últimos tiempos y la oportunidad de verles presentando su nuevo Fight The Good Fight era algo que no podíamos dejar escapar.

Pero para nuestra desgracia, nuestro vuelo estaba programado de tal manera que nos vimos haciendo una verdadera carrera contrarreloj para llegar a la sala, de forma que nos perdimos a los teloneros Maid Of Ace y Grade 2.

Afortunadamente, sí llegamos a tiempo para cruzar la puerta justo cuando el combo de Los Angeles se disponía a salir en tromba con un auténtico arsenal de singles: ‘A Friend Like Me’, ‘By My Side’, ‘She’s Kerosene’ y la hímnica ‘Take Back The Power’, dejando claro que no se iban a guardar nada.

Y es que resulta increíble comprobar como con apenas tres discos Aimee Allen y los hermanos Bivona ya poseen un cancionero tan sólido como para que el ritmo no decaiga en ningún instante. Bien sea explorando sonoridades cercanas al ska o el reggae más clásicos (‘This Is The New Sound’, ‘Babylon’, ‘Leap Of Faith’) o disparando esos contagiosos pildorazos de punk rock al que cada vez más suelen inclinarse. “If you can’t clap your hands cause you have a beer or your phone, then jump on your feet. If you can’t jump on your feet cause you’re too drunk, then shake your ass!”, apelaba divertido Kevin Bivona para presentar ‘Title Holder’ y proseguir más adelante con ‘Give You Everything’ y ‘Good Things’.

Es el guitarrista quien suele tomar la palabra entre los parones de un tema y otro para que Aimee tome algo de aire. En uno de ellos hasta se atreven a bacilar al público haciendo una especie de medley con temas de bandas de la Bay Area. Suenan el ‘Enter Sandman’ de Metallica, ‘The Power Of Love’ de la banda sonora de Back To The Future, ‘When I Come Around’ de Green Day y ‘Time Bomb’ de Rancid, siendo estas dos últimas las más celebradas. Pero todas ellas son abortadas a los pocos segundos para finalmente decidirse por ‘Sound System’ de Operation Ivy, convirtiendo la sala en una pista de baile.

También es digno de mencionar el rango de edad que vemos en la audiencia, desde veinteañeros a veteranos punk-rockers ya entrados en la cincuentena. Señal de que en Inglaterra el rock no es algo exclusivamente generacional.

Por su parte, Aimee es una auténtica pantera de las tablas. No para en ningún momento de moverse por todo el escenario, subiendo a las plataformas o incluso bajando varias veces al foso. No hay duda de que tras varios años de gira la formación ya está perfectamente engrasada como vemos en la recta final con ‘Got Each Other’ (siendo los gemelos Bivona los encargados de hacer las partes de Rancid en la canción) y una ‘Family’ con la que se despiden tras una hora y cuarto de concierto de lo más fresca y divertida. Ya estamos contando los días para verles de nuevo en el Download Madrid del año que viene.

GONZALO PUEBLA