FECHA: 11 DE JUNIO 2019
LUGAR: TEATRO FERNÁN GÓMEZ (MADRID)
PROMOTOR: AMM AMERICANA MUSIC MADRID

En circunstancias normales hubiera apostado buena parte de mis ahorros a que la nueva visita de Frank Turner a Madrid sería uno de los mejores conciertos de esta primera mitad del año. Pero esta vez había un par de incógnitas que me hacían desconfiar de ello. Por un lado, estaba el hecho de que venía a presentar un álbum que ha pasado completamente desapercibido como Be More Kind, debido a su acercamiento a sonidos más propios del indie pop comercial. Y por otro, estaba la duda de cómo encajaría su potentísimo directo en el marco de un teatro con butacas. 

Esta última cuestión se despejó en apenas cuestión de milésimas en cuanto el británico apareció junto a sus inseparables The Sleeping Souls y se arrancó con una ‘Out Of Breath’ que puso a toda la sala en pie, si es que alguien había llegado a tomar asiento. Continuo manteniendo el ritmo en un primer tramo donde destacaron ‘Photosynthesis’, ‘Recovery’, ‘If I Ever Stay’ y ‘Polaroid Picture’. Todo parecía ir según lo planeado hasta que llegamos al ecuador del concierto donde Turner empezó a presentar varios temas de su último trabajo. Entiendo que es lo que le tocaba y además nadie se atrevería a poner en duda que, con una hoja de servicios que acredita más de 2.000 actuaciones a sus espaldas, Turner es un frontman curtido en cualquier tipo de situación. 

Foto: Blanca Gemma Fuerte

Pero esta vez no fue capaz de hacer que ‘Brave Face’, ‘Little Changes’ (su interacción con el público aquí tuvo algún momento sonrojante) ni ‘Don’t Worry’ funcionasen. Únicamente la rotunda ‘The Road’ y una nueva composición en acústico dedicada a la mujer de William Blake, Catherine, que irá incluida en su próximo disco de inminente publicación, fueron capaces de mantener la tensión antes de que ‘I Still Believe’ cerrase el concierto antes de los bises. Un encore que siguió con ese tono más pausado (‘Be More Kind’, ‘The Way I Tend To Be’) que sólo consiguió remontar con la traca final de ‘Get Better’ y una ‘Four Simple Words’ con Frank recorriendo las butacas entre el público como número final para intentar salvar una actuación cumplidora. 

Y es que habiéndole visto vaciarse por completo en otras ocasiones, esta vez se puede decir que dio un concierto simplemente correcto para venir de un tipo como él. Aunque en su caso, sigue siendo bastante más de lo que otros son capaces de ofrecer.

GONZALO PUEBLA

Artículo anteriorNuevo tema de Jesse Malin con Billie Joe (Green Day)
Artículo siguienteLa joya del día: ‘No Penance’