Los álbumes de tributo siempre han dejado resultados dispares entre sus participantes. El que realizó la revista Kerrang en 2008 para homenajear a Iron Maiden no fue una excepción. Y eso que contaron con un elenco de grupos envidiable con Metallica a la cabeza, además de Avenged Sevenfold, Machine Head, Dream Theater, Coheed And Cambria, Trivium y Devildriver entre otros.

Una de las versiones más acertadas de todo el disco fue la que perpetraron Gallows con ‘Wrathchild’. Siendo una de las grandes sensaciones británicas del momento, el grupo de los hermanos Carter supo captar a la perfección el espíritu punk de los primeros trabajos de la Doncella de Hierro, con un Frank Carter en plenitud de facultades.

Artículo anteriorEntrevista a Slash – Cabalga de nuevo
Artículo siguienteDanko Jones te invita a bailar con ‘Dance Dance Dance’