Inicio Críticas de Discos WET LEG – ‘Wet Leg’

WET LEG – ‘Wet Leg’

Suenan despreocupadas y espontáneas, con un punto casi amateur que las hace muy cercanas.

A menos que hayas estado viviendo en una cueva es casi imposible que al menos no te hayas cruzado con el nombre de Wet Leg en alguna ocasión durante el último año. El dúo formado por Rhian Teasdale y Hester Chambers ha protagonizado uno de los ascensos más fulgurantes de la era pandémica.

Sin saber muy bien cómo ni por qué, su canción ‘Chaise Longue’ fue suficiente como para que todos los medios se fijaran en ellas, e incluso fueran invitadas a los principales late nights de Estados Unidos. Tanta exposición, unido al hecho que el sello Domino las hubiera fichado sin que la banda hubiesen dado ni un solo concierto, ha provocado no pocas acusaciones de tratarse de un hype hinchado artificialmente. Lo cual no deja de tener su gracia, pues si en algo son maestros los británicos es en saber crear este tipo de fenómenos regularmente.

Personalmente lo que más me sorprende de toda esta historia es que los astros se hayan alienado a favor de un grupo cuya música se aleja tanto de lo que triunfa en el mainstream. O quizá es que algo está cambiando de verdad, y vuelve a haber hambre de guitarras. Si hace poco The Mysterines entraban en el nº 9 de las listas británicas con un disco inspirado en el grunge y PJ Harvey, Wet Leg toman sus influencias de las cubetas de grupos indies de los 90 como The Breeders o Elastica.

Canciones como ‘Being In Love’, ‘Too Late’, ‘Angelica’, Ur Mum’ o ‘Wet Dream’ suenan despreocupadas y espontáneas, con un punto casi amateur que las hace muy cercanas y una capacidad innata para animarte a bailar. Realmente se nota que, como han dicho en muchas entrevistas, empezaron el grupo sin otra intención que divertirse. La química entre Rhian y Hester es palpable en la juguetona manera en la que interactúan tanto con sus voces como con sus guitarras.

Wet Leg no solo es su primer disco, sino que suena como tal. El reto será que consigan mantener la misma frescura en el segundo. Hasta entonces disfrutemos de la que han conseguido capturar en su debut sin buscarle tres pies al gato.

MARC LÓPEZ

Reseña
Wet Leg
7
Artículo anteriorPAPA ROACH – ‘Ego Trip’
Artículo siguienteGary Numan nos visitará en junio
wet-leg-wet-leg-critica-nuevo-discoWet Leg - 'Wet Leg' (Domino) Estilo: Indie rock Fecha de lanzamiento: 08/04/2022