Inicio Críticas de Discos VREID – ‘Wild North West’

VREID – ‘Wild North West’

Vuelven a aglutinar todas sus virtudes.

Vreid es una de esas bandas que se mantienen en forma pasen los años que pasen y que parecen no estar afectados por modas o cambios estilísticos. En activo desde 2004 y surgidos de las cenizas de los míticos Windir tras la muerte de su frontman y líder Valfar, los suecos llevan casi dos décadas regalándonos álbumes espléndidos sin descanso. Y este Wild North West, su ya noveno disco de estudio, no podía ser la excepción.

Estructurado como un álbum conceptual que gira sobre la idea del viaje del protagonista por este paisaje salvaje que indefectiblemente lo lleva hasta el final, hasta la muerte, la música irá acompañada junto a una película que se irá desarrollando en los clips de las ocho canciones. Una especie de extraño e hipnótico audiolibro musical, para entendernos. Otra idea brillante de un grupo brillante.

El viaje arranca con el tema que da título al disco, un corte 100% marca de la casa, con una intro con una especie de organillo, llena de misterio, que desemboca en un riff característico que bebe directamente del black y que se repite en toda la estructura de la canción. Puro Vreid. Después encontramos ‘The Morning Red’, que es un corte completamente diferente, mucho más pausado y con un coro de voces más claras que se repiten.

Y esto es una de las cosas que más me fascinan de los de Sogndal: esta capacidad para sonar diferentes en todas las canciones e incluso aglutinar estilos distintos (black, hard rock, thrash…) sin perder nunca un ápice de autenticidad y de calidad. Sólo necesitáis escuchar ‘Dazed And Reduced’, una canción que en muchos momentos recuerda a Ghost (sí, de verdad) y con una voz que, si cierras los ojos, te traslada hasta Alice Cooper. ¡Qué gozada, amigos!

El disco se cierra con dos temazos como ‘Into The Mountains’, con una breve introducción con órgano y coros absolutamente deliciosa que explota en un furioso riff, y a modo de epílogo con la que considero la mejor canción del álbum, ‘Shadowland’, que es el resumen de todo lo que Vreid son capaces de hacer en unos épicos casi diez minutos finales. Apabullante.

Vreid lo han vuelto a hacer. Una vez más nos regalan un discazo con su estilo distintivo que a la vez es una mezcla única de muchos. Vuelven a ser capaces de aglutinar todas sus virtudes (que son muchísimas) y dejarnos una vez más con ganas de seguir disfrutando de su música y de su directo. Ojalá sea pronto.

KARLES SASTRE