Inicio Críticas de Discos UNDERGANG – ‘Aldrig I Livet’

UNDERGANG – ‘Aldrig I Livet’

Si los daneses fueran una pizza, ésta vendría con extra de moco y una generosa capa de ectoplasma en vez de mozzarella.

Qué ganazas del nuevo de Undergang Los Funebrarum europeos, que dicen algunos. Igual tienen un aire, sí, pero si los daneses fueran una pizza, ésta vendría con extra de moco y una generosa capa de ectoplasma en vez de mozzarella. ¿Os acordáis de Slimer de Los Cazafantasmas? Pues dentro del death metal, Undergang serían esa masa informe y verde que todo lo pringa.

La garganta del también guitarrista D. Torturdød llega a esta cita como el estómago de un gran blanco que se haya tragado una nevera. La digestión es pesada, pero el cabrón la regurgita, no tira la toalla, e incluso le encuentra el gusto a darle mil vueltas a ese armatoste casi mortal que se debate entre jugos gástricos de altísima toxicidad. Mads Haarløv también anda a la gresca en las backing, no os penséis… La marranada se le da bien y no piensa perderse este desfile de la bilis.

Que Incantation han sido una formación fundamental para la aparición de este tipo de bandas queda bien claro en ‘Indtørret’. Es cuando más lentorra y putrefacta se pone la cosa que más disfruto de Undergang, y así, tras el aviso que es ese minutito de ‘Spontan Bakteriel’, los de Copenhague nos dan el primer gran sopapo del álbum.

Ya estamos en la mierda, ya están contentos, pero qué carajo, también cuando taladran con gargajos más clasicotes como ‘Ufrivillig Donation Af Vitale Organer’, el trallote ‘Sygelige Nydelser (Del 3) Emetofili’ o la insalubre ‘Usømmelig Omgang Med Lig’ consiguen que apretemos los morros y asintamos satisfechos. Bien, chavales, bien… dadnos duro que no pensamos rechistar.

Manos arriba en ‘Rødt Dødt Kød’, una de las más destacadas del pack. Me rindo, joder, me rindo. Tras pedalear a saco en su troncomóvil, Undergang mudan la piel y casi parecen unos Spectral Voice que se hayan tirado al funeral doom. Zarrapastroso encarcelamiento en una cloaca que rezuma miasma, y esa voz de nuevo que, cuando aparece en directo, te hace girar la cabeza hacia el de al lado como diciendo ‘¿En serio eso es real?’.

Qué malnacidos, cómo se regalan… cuánta viscosidad.

PAU NAVARRA