Inicio Críticas de Discos TWENTY ONE PILOTS – ‘Scaled And Icy’

TWENTY ONE PILOTS – ‘Scaled And Icy’

Cuando haces pop, ya no hay stop.

Nunca sabremos qué disco hubieran hecho Twenty One Pilots de no ser por la pandemia. Pero teniendo en cuenta la cantidad de esfuerzo creativo que invirtieron en crear la historia y el mundo imaginario de su anterior Trench (2018), no es descabellado pensar que su siguiente disco hubiera tenido cierta continuidad, al menos conceptual, con aquel.

Sin embargo, Scaled And Icy rompe totalmente con su predecesor (¿es casualidad que su título sea un anagrama de ‘Clancy Is Dead’, el protagonista de Trench?) presentándonos a unos Twenty One Pilots liberados por no tener que seguir una narrativa concreta ligada a unos personajes. En su sexto trabajo, todo el protagonismo recae en las canciones, y aunque seguro que su comunidad de fans acérrimos -ésa que pasa horas en Reddit diseccionando cada pequeño detalle- encontrará todo tipo de mensajes y pistas ocultas, sinceramente pienso que su objetivo era hacer un álbum del que pueda disfrutar cualquier tipo de persona.

Scaled And Icy es un disco descaradamente pop, de vocación mainstream, y cuyos temas no me extrañaría que acaben sonando en algunos chiringuitos este verano. Personalmente prefería a los Twenty One Pilots más rarunos y eclécticos, y con un punto emo, pero mentiría si dijera que no he disfrutado con gran parte de su contenido.

Los mejores temas se concentran en la primera parte del álbum, empezando con la animada ‘Good Day’, y siguiendo con la deliciosa ‘Choker’ (sólo uno de los tres temas en los que escuchamos a Tyler Joseph rapear), la pegadiza ‘Shy Away’, la ochentera ‘The Outside’; ‘Saturday’ que te hará bailar como si Jamiroquai hubiese saltado a la pista, y en menor medida, ‘Never Take It’, en el que a pesar de ser el que tiene una guitarra más rockera también es la más floja de este lote.

Pero la cosa se tuerce en los tres siguientes temas, ‘Mulberry Street’, y sobre todo ‘Formidable’, y ‘Bounce Man’. Aquí Tyler y Josh se han pasado de frenada, e incluso provoca algo de vergüenza ajena escuchar cómo han caído directamente en la horterada pachanguera. Por suerte, en los dos últimos temas, ‘No Chances’ (que podría haber encajado en Blurryface) y ‘Redecorate’, nos reencontramos con unos Pilots algo más experimentales, en los que recuperan influencias del hip hop, y se olvidan de intentar competir con The Weeknd o Maroon 5.

Pese a esos resbalones y que su personalidad queda un tanto difuminada en favor de una mayor accesibilidad, es igual de cierto que Tyler Joseph vuelve a mostrarse como uno de los mejores creadores de melodías de su generación, y con un talento especial para hacer temas con gancho. Así que lo mejor es que disfrutemos de Scaled And Icy por lo que es y no por lo que nos gustaría que hubiera sido.

MARTA PUIG 

Puedes leer nuestra entrevista con Josh Dun en este enlace.