Inicio Críticas de Discos TRIVIUM – ‘What The Dead Men Say’

TRIVIUM – ‘What The Dead Men Say’

Una obra que les sostiene entre los puestos de honor de su escena.

¿Quién hubiera apostado allá por 2005 que Trivium seguirían con vida 15 años más tarde y ya con la friolera de 9 álbumes en su haber? Pues por increíble que pueda sonar y a pesar de varios altibajos, la realidad es que la tropa liderada por Matt Heafy ha llegado a este punto como una banda consolidada y en un buen momento de forma. 

Atrás quedaron trabajos tan irregulares como Vengeance Falls y Silence In The Snow que por poco no les convierten en otra de esas formaciones que siguen funcionando por pura inercia. Afortunadamente, con The Sin And The Sentence recuperaron las buenas sensaciones regresando al lugar que les correspondía. Y por ahí parecen querer seguir con What The Dead Men Say. Sin experimentos con gaseosa. Sólo Trivium haciendo lo que mejor que saben hacer. 

Los de Orlando se han decidido por fin a sonar a ellos mismos y salen en tromba con una tripleta inicial formada por el corte titular, el sonoro mamporrazo que es ‘Amongst The Shadows And The Stones’ y una ‘Catastrophist’ que resume todas su cualidades: velocidad, técnica y melodía cuando ésta es requerida. Todo ello propulsado por esa ametralladora tras la batería llamada Alex Bent que da un verdadero clinic justificando su sueldo. 

Sin embargo, lo que le resta puntos a este disco respecto a su predecesor es esa parte central en la que quitan el pie del acelerador con las accesibles ‘Bleed Into Me’ y ‘Scattering The Ashes’ (aunque por ahí se acaba colando todo un potencial single como ‘The Defiant’). Y es que, para bien o para mal, este tipo de cortes más ‘radiables’ ya son habituales en sus trabajos.

Por suerte ‘Bending The Arc To Fear’ y ‘The Ones We Leave Behind’ les ayudan a remontar en el descuento para firmar una obra que les sostiene entre los puestos de honor de la categoría. Puede que ya no vayan a alcanzar el nivel de otros compañeros de quinta como Avenged Sevenfold, pero mantenerse así de bien tiene su mérito.

GONZALO PUEBLA