El mito de los discos perdidos va ligado a la propia historia del rock. Todo sabemos que lo que los fans escuchamos en los discos, es sólo una porción de la música que han creado los artistas para un determinado proyecto.

Sin embargo, en algunas ocasiones no hablamos de simples temas descartados, esbozos o versiones alternativas, sino de discos completos, o casi, que por un motivo u otro han quedado encerrados en un cajón indefinidamente. También es verdad que cuando alguno de ellos ha visto finalmente la luz, a menudo no están a la altura de las expectativas.

A continuación repasamos trece discos que nos encantaría poder escuchar algún día, ni que fuera para comprobar que, quizá, los músicos tenían razón.

DEFTONESEros

Siete meses después de haber publicado Saturday Night Wrist, y tras haber superado una grave crisis interna, Deftones empezaron a componer un nuevo álbum. Creado a partir de jams que habían ido maquetando estando de gira y posteriormente en un estudio que construyeron en Sacramento, el material de Eros se empezó a grabar en abril de 2008 junto al productor Terry Date. En septiembre incluso incluyeron uno de sus temas titulado ‘Melanie’ en el repertorio de sus conciertos.

Al parecer, el grupo se había centrado en un sonido más agresivo, con Stephen Carpenter haciéndose cargo de todas las guitarras, aunque por otra parte se hablaba de canciones más largas y progresivas.

Por desgracia, al cabo de dos meses el bajista Chi Cheng sufrió un grave accidente de coche que le dejaría en coma hasta su muerte en abril de 2013. Con el fichaje de Sergio Vega en 2009 como sustituto, Deftones decidieron aparcar lo que habían grabado y empezar desde cero en lo que acabaría siendo Diamond Eyes.

Aunque durante unos años varios de los miembros del grupo expresaron su deseo de terminar ese disco (esta misma semana Chino Moreno comentaba que estaría completado en un 75%) y publicarlo a modo de homenaje póstumo con Cheng, en los últimos tiempos habrían perdido el interés, así que la posibilidad de que lleguemos a escucharlo algún día es cada vez más remota.

AUDIOSLAVE / SOUNDGARDEN 

La inesperada muerte de Chris Cornell en mayo de 2017 dejó como mínimo dos discos potenciales, uno de Audioslave y otro Soundgarden, en el aire.

Tom Morello nos llegó a confirmar en una entrevista que existía suficiente material para un cuarto disco de Audioslave, y es conocido que Soundgarden habían estado trabajando en la continuación de King Animal. Pero para que tanto uno como otro lleguen a completarse se necesita la autorización de Vicky Cornell, y ahora mismo, sobre todo en el caso de Soundgarden, parece altamente improbable que la conceda.

La viuda del cantante y los miembros del grupo andan enzarzados en disputas legales que tendrían como origen su negativa a entregarles las pistas de voz en las que habría estado trabajando su marido, a menos que la banda trabaje con un productor de su confianza, pueda participar en el plan de marketing del lanzamiento del disco y se le liquiden royalties que supuestamente el grupo estaría reteniendo hasta que obtenga las grabaciones.

Para empeorar, las cosas esta semana Kim Thayil, Ben Shepherd Matt Cameron han demandado a Vicky Cornell por haber desviado parte de la recaudación del concierto homenaje al cantante de enero de 2019 para gastos personales en lugar de para la fundación a la que estaban destinados.

La cosa pinta realmente fea, así que tendremos que cargarnos de paciencia.

ZACH DE LA ROCHA 

Desde que Rage Against The Machine publicaran su último disco de versiones, Renegades, en 2000, parece que Zach De La Rocha le haya cogido fobia a entrar a un estudio de grabación. A pesar de que habría estado trabajando en un disco en solitario, en todos estos años sólo hemos podido escuchar su voz en el tema ‘We Want It All’, del disco Songs And Artists That Inspired Fahrenheit 9/11 en 2004, el EP One Day As A Lion, grabado con el batería Jon Theodore (QOTSA, The Mars Volta) en 2008, y algunas colaboraciones puntuales con Run The Jewels o DJ Shadow.

En 2016, con la publicación del single ‘Digging For Windows’ parecía que el lanzamiento de su debut en solitario era inminente, pero todavía seguimos esperando. La agonía todavía es mayor sabiendo que a lo largo de los años De La Rocha ha trabajado con Trent Reznor, Questlove, DJ Shadow y El-P de Run de Jewels.

SLIPKNOT Look Outside Your Window

Durante las sesiones de grabación de All Hope Is Gone de Slipknot en 2008, el productor Dave Fortman animó a Corey Taylor, Shawn Crahan, Jim Root y Sid Wilson a que trabajaran en un segundo estudio para estimular su creatividad. De ahí salieron con 11 canciones descritas como “experimentales, psicodélicas y atmosféricas” que formarían parte de un álbum llamado Look Outside Your Window.

El año pasado, durante la promoción de su último disco We Are Not Your Kind, Crahan comentó que posiblemente ese disco inédito vería la luz próximamente, pero por ahora siguen publicarlo.

FOO FIGHTERS Million Dollar Demos

Es conocido que la grabación del cuarto álbum de Foo Fighters a finales de 2001 empezó con mal pie. Tras pasar cuatro meses en un estudio de Los Angeles, durante los cuales grabaron 29 temas y se gastaron un millón de dólares, Dave Grohl estaba totalmente frustrado con los resultados obtenidos, ya que sentía que carecían totalmente de energía.

Tras recibir una llamada de su amigo Josh Homme, y visto el mal ambiente que reinaba entre sus compañeros, Grohl decidió dejar de lado su grabación y embarcarse como batería de Queens Of The Stone para el álbum y la gira de Songs For The Death. Este movimiento descolocó totalmente a sus compañeros, e incluso provocó que Foo Fighters estuvieran a punto de separarse.

Sin embargo, tras actuar en el festival de Coachella, Taylor Hawkins y Grohl decidieron darle una nueva oportunidad a las canciones referidas irónicamente por la banda como las Million Dollar Sessions. En apenas 10 días en el estudio casero de Grohl en Virgina, serían capaz de re-grabarlas para lo que que acabaría siendo One By One.

Escuchando algunas de las versiones originales filtradas es difícil imaginar qué es exactamente lo que no le gustaba a Grohl, ya que en algún caso (‘Lonely As You’ o ‘Come Back’) es incluso superior a la que se publicó. El resto del material, sigue siendo un misterio, pero teniendo en cuenta el mal recuerdo que Grohl guarda de aquella etapa, es posible que nunca lleguemos a escucharlo.

GUNS N’ ROSESAppetite For Destruction 1999 / Chinese Democracy 2

No habría nada más interesante para una fan de Guns N’ Roses que ver un documental sobre las eternas y locas sesiones de grabación de Chinese Democracy. Entre 1997 y 2007, Axl Rose se gastó más de 13 millones de dólares trabajando con nuevas formaciones de la banda y distintos productores como Mike Clink, Bob Ezrin, Youth, Roy Thomas Baker, Moby o Caram Costanzo, quien constaría finalmente junto a Rose, en los créditos del álbum.

En esos diez años, además de las 14 canciones que se publicaron finalmente en noviembre de 2008, Rose y sus compañeros habrían grabado otras 30 más que deberían haberse publicado en una segunda parte de Chinese Democracy, así como una versión regrabada en 1999 de su debut Appetite For Destruction, con el fin de compactar a la nueva banda -que en aquel momento incluía a Tommy Stinson, Josh Freese y Robert Finck entre otros- y probar nuevas técnicas de grabación. Aunque las malas lenguas aseguran que la intención de Rose era lanzar esta nueva versión para que sus ex-compañeros no siguieran cobrando royalties.

Naturalmente con la vuelta en 2018 de Slash y Duff McKagan, y la confirmación de que están grabando un nuevo álbum juntos, es muy posible que nunca lleguemos a escuchar todo ese material. O quién sabe si se decidirán a recuperar temas inéditos como ‘Atlas Shrugged’, ‘Oklahoma’, ‘The General’, ‘Ides Of March’ o esa ‘Silkworms’ que llegaron a interpretar en directo en el Rock And Rio de 2001 y que puedes ver en este vídeo al final, justo antes de ‘Paradise City’.

SYSTEM OF A DOWN

Es realmente complicado entender por qué los miembros de System Of A Down no han sido capaces de grabar un nuevo disco desde que en 2005 lanzaran Mesmerize y Hypnotize, sobre todo teniendo en cuenta que desde 2011 han ido girando con cierta regularidad. El principal problema parece ser las diferencias creativas entre Serj Tankian y Daron Malakian, aunque ello podría estar ligado también al porcentaje de derechos de autor que se lleva cada uno.

Malakian no ha ocultado que algunos de los temas del último disco de Scars On Broadway fueron compuestas para un posible disco de System, y está confirmado que en 2017, toda la banda, excepto Tankian, llegaron a terminar 12 canciones.

Pese a que en reiteradas ocasiones, todos los miembros han expresado su voluntad de llegar finalmente a grabar un nuevo álbum, y que su relación personal es buena, no parece que a corto plazo se haga realidad. Inexplicable.

GREEN DAY – Cigarettes & Valentines

Cigarretes & Valentines era el título del álbum que Green Day tenían pensado publicar después de Warning. Pero en noviembre de 2002, los masters fueron robados misteriosamente del estudio del grupo. En lugar de volver a grabarlo, la banda decidió olvidarse de ese disco, y de esas nuevas sesiones acabaría saliendo American Idiot, el disco que volvería a lanzarles al estrellato en 2004.

Pese a que Billie Joe lo ha negado, muchos sospechan que las canciones de Cigarretes & Valentines acabaron en el disco Money Money 2020 que lanzaron en 2003 bajo el nombre The Network. Otras acabarían siendo regrabadas y lanzadas como caras B de los singles de American Idiot, utilizadas en el disco Tré, e incluso el tema titular sería publicado oficialmente en el directo Awesome As Fuck en 2011. Por todo ello, parece bastante improbable que algún día se animen a lanzar el álbum original.

TAPEWORM

Tapeworm probablemente sea el supergrupo más famoso que nunca llegó a existir. Su origen se remonta a 1995 durante la grabación del disco The Downward Spiral de Nine Inch Nails. Danny Lohner y Charlie Clouser, de la banda en directo de NIN, lo habrían empezado con el fin dar salida a un material por el que Trent Reznor mostraba poco interés. A lo largo de los años, Maynard James Keenan de Tool, Page Hamilton de Helmet, Phil Anselmo de Pantera y Tommy Victor de Prong habrían participado de diversas grabaciones.

La última formación, que incluía al propio Trent Reznor, Lohner, Keenan y Atticus Ross habrían grabado un disco entero que en 2003 se dijo que estaba listo para ser mezclado.

Por desgracia, la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre las discográficas de todas las partes habría impedido su edición. Aunque en 2004, Reznor afirmó que si el material hubiera sido suficientemente bueno, habría visto la luz, y que el proyecto estaba muerto.

MY CHEMICAL ROMANCE The Paper Kingdom

Antes de separarse en 2013, My Chemical Romance estaban trabajando en un quinto disco con el título The Paper Kingdom. Se trataba de nuevo de un álbum conceptual centrado en una historia bastante oscura: la de unos padres que acuden a un grupo de terapia tras perder a sus hijos. Tanto el batería Jarrod Alexander, como el teclista James Dewees, quien tendría un gran protagonismo, habrían participado de la grabación.

Al contrario de lo que algunos creen el disco de rarezas Conventional Weapons, no incluía las canciones de ese posible quinto álbum, al que los fans también se refieren como MCR5.

La única canción que sí podría pertenecer a él sería ‘Fake Your Death’, incluida en el grandes éxitos May Death Never Stop You.

Ahora que el coronavirus les ha obligado a posponer su gira de reunión hasta 2021, quizá sería un buen momento para que lo terminen.

METALLICA The Presidio Sessions

Como quedó inmortalizada en el magnífico documental Some Kind Of Monster, la creación del octavo álbum de Metallica fue un auténtico suplicio. En enero de 2001, la banda alquiló unas viejas instalaciones del Ejército de Estados Unidos en San Francisco, conocidas como The Presidio, para reconvertirlas en un estudio y trabajar allí con el productor Bob Rock.

Sin saber muy bien qué dirección tomar, ni haber buscado un sustituto para el bajista Jason Newsted, el grupo estuvo grabando allí durante seis meses hasta que James Hetfield decidió ingresar en rehabilitación.

Tras su vuelta, y la polémica contratación del coach Phil Towle, el grupo lograría terminar St. Anger, pero al menos 15 canciones de las llamadas The Presidio Sessions, nunca se han publicado oficialmente. En 2004, Hetfield comentó en una entrevista que no estaban terminadas, pero que algún día verían la luz. “Habrá un momento adecuado para ellas”. Pero escuchando algunas de las versiones que se han filtrado, tampoco hace falta que corran.