El pasado 16 de febrero Touché Amoré celebraron su décimo aniversario como banda haciendo aquello que más les gusta: tocar en directo. La efeméride coincidía además con su concierto número 1000 y decidieron inmortalizarlo en este álbum que ahora publican después de que Kurt Ballou de Converge le diera una vuelta en su mesa de mezclas.

Grabado en el Regent Theater de Los Ángeles, su ciudad natal, recoge un total 27 canciones, en el que seguramente ha sido uno de los set-lists más extensos de su carrera. Eso les da la oportunidad de repasar temas de todos sus álbumes. Desde lo más recientes de Stage Four como ‘New Halloween’ o ‘Palm Dreams’ hasta algunos de su debut …To The Beat Of A Dead Horse como ‘And Now It’s Happening In Mine’ o ‘Cadence’.

Si en estudio la banda ha ido sofisticando su sonido con unas guitarras cada vez más orientadas a las texturas y un Jeremy Bolm que ha ido modulando su registro vocal, en directo, lo apuestan todo a la energía del momento.

Escuchándolo es fácil visualizar a Bolm apuntando el micrófono hacia la platea en ‘Pathfinder’ o cuerpos haciendo crowdsurfing durante una feroz ‘The Great Repetition’. Nada es comparable a tenerlos delante de tus narices, claro, pero si escuchar ‘Honest Sleep’, que cierra el concierto con una fuerza increíble y el público gritando sus versos finales a pleno pulmón, no te pone la piel de gallina, no sé qué lo hará.

JORDI MEYA

Reseña
Touché Amoré
8
Artículo anteriorAsking Alexandria lanzan un vídeo live de ‘Alone In A Room’
Artículo siguiente‘Free Falling’