Tommy Vext ha dejado de ser el cantante de Bad Wolves. Así lo confirmó ayer la banda en un comunicado, después de que el propio Vext lo anunciara en un vídeo en Instagram Live que posteriormente borraría.

En él explicaba que sus compañeros y su sello Better Noise Music habían forzado su salida debido a su ideología conservadora. Hace unos meses, el cantante había mostrado su apoyo a Donald Trump y aseguraba, pese a ser negro, que Black Lives Matter era un movimiento «manufacturado» por el millonario George Soros.

Unas horas más tarde el grupo publicaba este comunicado: «Es verdad que Bad Wolves y el vocalista Tommy Vext se han separado. Nosotros cuatro tenemos previsto seguir haciendo música y el plan es sacar un nuevo álbum durante este año. Tommy ha sido una gran parte de Bad Wolves y nos sentimos agradecidos por sus contribuciones. No hay mucho más que informar de momento, pero queremos mandar nuestro amor y gratitud a los fans que han apoyado a Bad Wolves desde el primer día. No estaríamos aquí sin vosotros. Os deseamos lo mejor Chris, Doc, Kyle, y John».

Aunque ninguna de las dos partes lo ha comentado, es fácil imaginar que los últimos acontecimientos en Washington D.C. hayan sido el detonante de sus tensiones internas.

Bad Wolves se formaron en 2017 y su primer álbum Disobey (2018) obtendría una gran repercusión gracias a una versión de ‘Zombie’ de Cranberries. Su último disco N.A.T.I.O.N.  se publicó en octubre de 2019.

Artículo anteriorSuspect208 se separan de Noah Weiland y buscan nuevo cantante
Artículo siguienteLa joya del día: ‘Fantastic Voyage/Fashion’