Como fan acérrimo, es reconfortante ver cómo pasan los años y una de tus bandas de cabecera no sólo sigue sin fallar, sino que es capaz de mantener un nivel tan alto disco tras disco. Con The Soulbreaker Company nunca sabes por dónde te van a salir, pero puedes apostar seguro a que llevará su sello de calidad. Y Sewed With Light, por supuesto, no es una excepción.

Asentados desde el inmenso Itaca en el rock psicodélico, la sexta obra de los vitorianos vuelve a suponer una nueva vuelta de tuerca a su propuesta. Esta vez con una orientación aún más lisérgica si cabe, donde los teclados han ganado mayor peso en la composición. Sin ir más lejos, los siete minutos introductorios de ‘Inner Dark’ avanzan a ritmo casi industrial, dando pistas de que estamos ante su trabajo más complejo.

Esto se irá confirmando en posteriores títulos como ‘Persephone’, donde los sintetizadores crean una atmosfera espacial en uno de los temas más diferentes que hayan firmado nunca, o ‘The End Of The Day’ en la que una bonita melodía de piano reclama nuestra atención.

El heavy rock más duro resurge en ‘Arrythmia’ y ‘Together’, pero siempre pasado por su particular filtro al igual que en la balada acústica ‘You Guess But You Don’t Uderstand’. Aunque seguramente mi preferida sea ‘Avoid The Crash’, que arranca oscura y amenazadora para tornarse más luminosa acabando por todo lo alto con un golpe de timón sólo al alcance de genios como ellos.

Son muchos los detalles a ir descifrando con calma los que componen lo nuevo de la Compañía, pero no hay duda de que han vuelto a dar en el clavo. Y ya llevan unas cuantas.

GONZALO PUEBLA

Reseña Panorama
The Soulbreaker Company
8
Artículo anteriorIdles actúan en una caja de zapatos
Artículo siguiente‘Live At Shiga’