Inicio Críticas de Discos THE FLAMING SIDEBURNS – ‘Silver Flame’

THE FLAMING SIDEBURNS – ‘Silver Flame’

Doce canciones, doce pelotazos.

Dos décadas han pasado desde que The Flaming Sideburns lanzaran Hallelujah Rock’n’Rollah, un perfecto artefacto de garaje, high energy o simplemente rock con pelotas que, de inmediato, se convirtió en disco de culto para los seguidores de aquella escena.

Pese a que este quinteto argentofinlandés no se ha tomado prácticamente un descanso en todo este tiempo, desde 2007 no teníamos material nuevo en estudio. Una vez escuchado Silver Flames, todo lo que podemos decir es que la espera ha merecido la pena. Doce canciones, doce pelotazos en 43 minutos, en los que el argentino Speedo Martínez reina por todo lo alto aportando esa chulería macarra que mantiene intacta. El disco lo abre la canción que le da título, puro high energy a la yugular, tema idóneo para abrir los próximos conciertos.

En cortes como ‘Perfect Storm’ o ‘Lighthouse Keeper’, bajamos algo la velocidad sin que baje la energía ni la intensidad, dos temas por los que mataría Nick Royale en 2021.
En esa línea sigue la melódica y pegadiza ‘A Song for Robert’, temazo con ecos a The Who, convertida desde ya en una de mis canciones favoritas del año.

‘Cast Out My Demons’ es puro groove, imposible que no se te vayan los pies escuchando los fraseos tan vacilones que lanza Martínez. El momento psicodélico del álbum lo pone la hipnótica ‘Reverberation (Doubt)’ otra de las destacadas (ya van unas cuantas) de este Silver Flame.

La fiesta regresa en ‘Soulshaking’, palmas, coros, línea de bajo a tope y guitarras sexies, otro tema de bailoteo que sirve de perfecto aperitivo para la desesperada ‘Searching Like a Hyena’, una de las canciones que menos hubieran desentonado en aquel Hallelujah.
‘Freak Out’ es la joya garajera con Speedo convertido en predicador desquiciado, sudoroso y gritón, con especial mención al trabajo al bajo de The Punisher, soberbio todo el álbum. La calma final la ponen ‘Nibiru’ y ‘Trance Noché’, ambas cantadas íntegramente en castellano (lengua materna del vocalista) siendo más acertado el enfoque psychobilly del tema que cierra el disco.

Golpe en la mesa de The Flaming Sideburns, contando los días ya para corear estos temas en directo. ¡¡¡Sos Macanudos!!!

LLUÍS PUEBLA