Inicio Críticas de Discos TERROR – ‘Pain Into Power’

TERROR – ‘Pain Into Power’

No esperes ni un poco de melodía, ni un segundo de calma; esto es Terror.

Crítica del disco 'Pain Into Power' de Terror

El octavo disco de Terror se llama Pain Into Power, pero bien podrían haberlo titulado This Is Hardcore. Mientras otras bandas se preocupan por incorporar nuevos matices y sonoridades al género, Scott Vogel y los suyos son felices simplemente rompiéndote el cuello con las armas de siempre.

Lo que podría ser un estéril ejercicio de estilo en manos de otros, en las de Terror se convierte en una acto de autoafirmación por su brutalidad y convicción. En apenas 18 minutos y 15 segundos, los californianos te arrinconan en el cuadrilátero sin posibilidad de que ni les pellizques. El retorno del guitarrista Todd Jones como productor acentúa sus rasgos más metálicos, con unos riffs gruesos, pero afilados, que si bien no destacan por su originalidad, funcionan a la perfección en este contexto.

Pero si algo sobresale por encima de todo son las interpretaciones del propio Vogel. Que a sus 49 años, y con toda la tralla que lleva detrás, todavía sea capaz de transmitir tanta ira y furia con esa rotundidad es un pequeño milagro. Vogel siempre en mi equipo. Si además a la fiesta se suman Crystal Pak y Madison Watkins en ‘Unashamed’, y George ‘Corpsegrinder’ Fisher de Cannibal Corpse en ‘Can’t Help But Hate’ solo queda rendirte.

Es posiblemente esta última canción, junto a la que la precede, ‘Can’t Let It Go’, los puntos álgidos de un disco en el que, en realidad, no hay altibajos. Ahí encontrarás a la banda yendo a 1000 por hora y descargando dos breakdowns magistrales. No esperes ni un poco de melodía, ni un segundo de calma; esto es Terror, o lo tomas o lo dejas. Como reza el último tema, ‘Prepare For The Worst’. O sea, para lo mejor.

DAVID GARCELL

Reseña
Terror
8
Artículo anteriorCrónica – Ghost (Madrid)
Artículo siguienteLa joya del día – ‘Playing God’