Inicio Críticas de Discos SUICIDE SILENCE – ‘Become The Hunter’

SUICIDE SILENCE – ‘Become The Hunter’

Vuelven a afrontar sus demonios, pero de una forma mucho más creíble y sincera.

Tras revolucionar el metal para un total de cero personas e influenciar para siempre a otras cero bandas, Suicide Silence dan carpetazo al insólito episodio de su álbum homónimo para, tres años después, volver al deathcore. Un deathcore que ya no sorprende ni aniquila, todo hay que decirlo, pero que al menos no intenta colártela para ver si por fin logran abrir megatours de Korn o Avenged Sevenfold.

Grupos dando giros drásticos para llegar a las masas los hemos visto a millares, y seguiremos viéndolos, pero lo que hizo inaudito el caso de los californianos fueron los insultos vertidos hacia los fans en redes, esas entrevistas iracundas negando la evidencia… Pero yo les perdono, lo digo en serio, porque tiene que ser durísimo perder a un frontman, a un amigo, justo cuando todo parecía ir de cara, o ver cómo la escena que te sustentó casi ha pasado a mejor vida. En Become The Hunter, Suicide Silence vuelven a afrontar sus demonios, pero de una forma mucho más creíble y sincera, y todo ello parapetándose tras una imponente muralla de ruidera diseñada por tres monstruos como Steve Evetts, Josh Wilbur y Ted Jensen.

A decir verdad, con este sexto álbum, a Suicide Silence les veo en el punto justo que deberían haber ocupado si, a la hora de crear, se hubieran olvidado del color verde: golpeando con saña con aquello que sus antiguos seguidores quieren, como en ‘Feel Alive’, ‘Love Me To Death’, ‘In Hiding’ o ‘Death’s Anxiety’, y en el caso de caer hacia sonoridades alternativas, haciéndolo con indudable clase. Si continúas reacio, aquí no encontrarás ninguna ‘Doris’, te doy mi palabra.

PAU NAVARRA