A este paso los metalheads van a gastar más dinero en juguetes que en discos. Slayer se han asociado con la empresa Super7 para la fabricación de una figurita que recrea el minotauro de la portada de su debut de 1983 Show No Mercy. La recreación de esta criatura mitad humana, mitad bestia con su capa, espada y corona flameante mide 9 centímetros y medio y tiene un precio de 15 dólares. Puedes conseguirla a través de este enlace.

Madness Live!

Os recordamos que Slayer actuarán en la decimocuarta edición del Resurrection Fest que se celebrará del 3 al 6 de julio en Viveiro.

Artículo anteriorThe Wildhearts anuncian su primer disco en diez años
Artículo siguienteBrad Pitt co-producirá un documental sobre Chris Cornell