Inicio Críticas de Discos SKYLINES – ‘What Lies Inside The Casket’

SKYLINES – ‘What Lies Inside The Casket’

La banda reaparece más fuerte y segura de sí misma que nunca.

Foto: Alejandro Rivera

La historia que tantas veces hemos visto durante estos dos años se repite con Skylines. Los madrileños finalizaron 2019 con la edición de un primer LP, Open Wounds, Open Arms, que les había costado gestar  durante 12 meses en Westline Studios junto a Juan Blas. A partir de aquí, os podéis imaginar lo que ocurrió poco tiempo después…

Lejos de caer en el desanimo, Borja, Pablo y Héctor han aprovechado el parón de actividad obligatorio para continuar con la buena inercia que les dio su debut. Acudiendo esta vez a los consejos de Álvaro Escribano como productor, el trío ha salido de La Chulona con cuatro nuevas composiciones bajo el nombre de What Lies Inside The Casket. Un EP con el que consiguen pulir ciertos detalles al tiempo que reafirman todo lo bueno mostrado hasta ahora.

De hecho, ‘Griefseekers’ podría haber formado parte de su primer disco, pues encierra la inmediatez que les ha caracterizado. Cortita y al pie, sin muchos adornos. Pero es en ‘The Shortfuse’ donde empezamos a encontrar ciertas novedades. Aquellos coros hooliganescos que poblaban su anterior referencia han dado el relevo a unas segundas voces más melódicas (principalmente ejecutadas por Escribano). ¿Y por qué no decirlo?, también se adivina cierto regustillo emo en las letras.

Cabe apuntar que las estructuras buscan salirse del sota, caballo y rey, sin terminar de irse por las ramas. La final ‘It’s Been A While’ da buena cuenta de ello. Aunque si tuviera que elegir una, esa sería ‘Open Casket Party’. Un tema que en cierto modo puede servir de puente entre Open Wounds, Open Arms y su siguiente álbum. Desde ya mismo, en el podium de sus himnos particulares junto a ‘Fading Lights’ y ’25’. Por cierto, corred a chequear su divertido lyric video en el que descubren sin tapujos varias de sus influencias.

What Lies Inside The Casket sirve de vía de escape para una banda que vio cortadas de raíz todas sus ilusiones y que reaparece más fuerte y segura de sí misma que nunca. Si en apenas dos años han sido capaces de dar un salto cualitativo así, no quiero ni imaginar el que pueden pegar cuando llegue su próxima remesa de temas.

GONZALO PUEBLA 

BONUS TRACK CON… SKYLINES

 Después de pasaros un año entero preparando Open Wounds, Open Arms, la pandemia os golpeó justo cuando estabais empezando la gira de presentación. ¿Os minó mucho la moral?
HÉCTOR SÁNCHEZ «Desde mi punto de vista, el recorrido que hicimos desde que empezó la pandemia hasta que grabamos el nuevo EP fue muy duro. Tuvimos conversaciones complicadas sobre el grupo, no fue nada sencillo. Los tres nos sentíamos desesperanzados».
BORJA GONZÁLEZ: «Yo me llegué a plantear incluso si quería seguir. Durante el confinamiento, hubo un punto en el que estaba en mi casa y no echaba de menos el ir a ensayar o tener que andar buscando una sala para tocar, hacer los diseños de los carteles, que si la furgoneta… En ese momento la carga de trabajo que había en la banda no estaba bien repartida y fue una de las charlas que tuvimos. En general yo estaba quemado, pero nos vino bien hablar sobre ello. Seguramente si no fuese por eso no estaríamos aquí ahora mismo. Pero llevamos muchos años creyendo en este proyecto, al igual que mucha gente que tenemos detrás, y no somos de rendirnos a las primeras de cambio».
HÉCTOR «La pandemia hizo que nos enfrentáramos a una serie de cosas que de no haberlas afrontado quizás hubieran llegado más tarde y en forma de ruptura».
PABLO DE BONA «Además, el hecho de que, al igual que otras bandas como puedan ser Gyoza, Árida, Liher o Bridges To Nowhere, hayamos sacado un nuevo trabajo después de todo lo que hemos vivido en estos dos años, con una situación todavía más complicada de lo que ya era antes, para mi es todo un éxito. El mero hecho de querer seguir me parece que tiene un mérito de cojones».

¿Qué fue lo que os hizo click para decir: «vamos a grabar un EP»?
HÉCTOR «Fue sobre la marcha. Tras la cuarentena y mantener todas esas conversaciones, decidimos volver a juntarnos en el local. Más allá de tocar las canciones que sabíamos que no íbamos a poder presentar en directo durante una larga temporada, lo que nos apetecía y motivaba eran las vibraciones que teníamos entre nosotros componiendo e improvisando. Volvimos a sentir esa chispita de nuevo, de volver a sentirnos bien tocando juntos. Así que el siguiente paso era hacer cosas nuevas. También porque la cantidad de emociones que habíamos vivido no las habíamos experimentado hasta ese momento y teníamos la necesidad de expresarlo. Por eso creo que las letras de What Lies Inside The Casket son muy diferentes a las del disco».
BORJA «Lo de grabar el EP vino porque básicamente no le encontrábamos sentido a tirarnos meses ensayando un repertorio que no sabíamos cuando podríamos tocar. Ya que nos íbamos a «poner en peligro» en una situación extraña, pues que al menos mereciese la pena. Quisimos ver hasta donde podíamos forzar nuestra creatividad».
HÉCTOR «Igualmente exploramos otras líneas de composición a las que estábamos acostumbrados. Borja era quién seguía trayendo ideas al local, pero la manera en la que encarábamos los temas era distinta. Empezamos a pensar en salirnos de la fórmula de meter coros hooligan, ritmos rápidos de batería… Nos pusimos otro tipo de referentes que hasta ahora no contemplábamos, como Spanish Love Songs, por ejemplo».

De hecho, uno de los cambios más notables de este EP es el tratamiento de las voces. De tener esos coros hooliganescos en prácticamente todas las canciones de Open Wounds, Open Arms, habéis pasado a jugar más con segundas voces.
BORJA «Mi manera de verlo es que el disco de punk rock ya lo hemos hecho. No me interesa hacer la típica canción rápida. Y eso Álvaro Escribano, con quién grabamos esta vez, lo entendió a la perfección. En alguno de los temas sí que hemos metido algún coro pero porque se prestaba a ello. Tampoco es que en Open Wounds, Open Arms fuese algo forzado, sino que quisimos hacerlo así. No es que hayamos cambiado tanto la manera de componer porque esto sigue siendo un cuatro por cuatro, pero sí hay hábitos que veníamos arrastrando».
PABLO «La grabación la enfocamos mucho a sonar como realmente somos en directo. Creo que en ese sentido hemos dado un salto».

Precisamente, después de dos grabaciones con Juan Blas, os cambiáis a La Chulona con Álvaro Escribano.
BORJA «La grabación del anterior álbum con Juan fue un proceso muy largo. Nosotros queríamos hacerlo rápido y él, siendo muy inteligente, siempre nos echaba el freno. Nos decía que no teníamos porque meternos prisa. Pero el motivo principal de hacer este EP con Escri fue el ver cómo afrontaba nuestra música otra persona que no fuese Juan. Ambos son muy distintos, pero no hubiéramos grabado estas canciones si no pensásemos que están por lo menos al mismo nivel que las del disco. No somos millonarios como para estar haciendo experimentos (risas). Pero son casos diferentes. Con Juan queríamos esa finura y preciosismo que tiene a la hora de trabajar, y con Escri queríamos grabar cuatro canciones que te peinen para atrás de otra manera a la que estábamos acostumbrados. Mucho más crudo y en tu cara».
HÉCTOR «Por otra parte, te puedo decir que mientras estábamos allí, yo de alguna manera me reencontré con mi yo músico. Fuimos haciendo lo que nos apetecía tal como nos sentíamos».
PABLO «Por ejemplo, ‘Open Casket Party’ la grabé después de ensayarla un par de veces nada más. Creo que se nota la confianza que tenemos entre los tres para llegar y hacerlo a la primera. Por eso creo que este EP es más crudo que el álbum».

En algunas letras, como ‘The Shortfuse’, se detecta un puntito más tristón, casi emo.
BORJA «Una de las cosas que me propuse fue intentar mejorar a la hora de contar una idea en un idioma que no es el mío de una manera más coherente. También les pase las letras antes a Pablo y a Héctor, cosa que nunca había hecho, quizás por vergüenza. Intenté democratizar un poco esa parte. Es verdad que Open Wounds, Open Arms tiene una carga más social porque lo compusimos hace ya cuatro años en una situación distinta. En What Lies Inside The Casket he mirado más adentro, no sé si influenciado por lo que he vivido. Espero que no porque no quiero escribir una canción sobre la pandemia cuando todo el mundo sabe lo horrible que es esta mierda. Tampoco voy a explicar de qué habla cada una porque pienso que son lo suficientemente ambiguas como para entender de qué estoy hablando y al mismo tiempo la gente las haga suyas. Si explicas de qué tratan, lo mismo se pierde un poco esa magia para una persona que se molesta en leer las letras de un grupo underground como somos nosotros. Pero diría que este EP trata sobre la honestidad, tanto con uno mismo como con los demás y la sinceridad con la que afrontas ciertos hechos de tu vida».

Ya que has hablado de honestidad en las letras, me viene bien para comentar los lyric videos que habéis hecho para ‘Open Casket Party’ y ‘Griefseekers’. Ahora que parece que las bandas se inventan etiquetas absurdas para definir lo que hacen cuando en realidad están tomando cosas que ya se han hecho, vosotros ponéis todos vuestros referentes encima de la mesa.
BORJA «¿Pero por qué tendríamos que esconderlo? No estamos inventando nada nuevo. El meter comentarios en las partes que no hay letras de los lyric videos nos hacía gracia y nos parecía muy sincero. Si hay un trozo que suena a Spanish Love Songs es porque se lo hemos fusilado (risas). O meter un solo de octavas que es puro Rise Against. Luego puntuamos la canción con un 7 por acompañar el carácter cómico. Tampoco nos gusta tomarnos muy en serio a nosotros mismos. Nunca nos ha importado mostrar de dónde venimos. Sin The Blackjaw, The Backseats o Nothink nosotros no seríamos nadie. Hemos sido los primeros en pillar cosas de todos esos grupos, igual que ellos también lo hicieron de otros».
PABLO «Como decía Picasso: «los buenos artistas copian, los genios roban» (risas)«.

GONZALO PUEBLA

Reseña
Skylines
8
Artículo anteriorMISERY INDEX – ‘Complete Control’
Artículo siguienteLa joya del día – ‘Wet Dream’