Inicio Críticas de Discos SILENT PLANET – ‘Iridescent’

SILENT PLANET – ‘Iridescent’

La banda californiana ha conseguido superarse a sí misma.

SILENT PLANET – ‘Iridescent’ crítica

En estos casi dos últimos años de pandemia, todos hemos sufrido tanto interna como externamente que hemos tenido muchísimo más tiempo de mirar adentro y aprender sobre nosotros mismos como nunca antes habíamos podido. Personalmente, Silent Planet siempre ha sido un grupo que me ha ayudado a hacerlo, y también a mi alrededor, con una mirada diferente.

Con su nuevo trabajo Iridescent, el cuarteto californiano deja atrás una época de contar historias ajenas y abrazan una nueva era de introspección e historias personales, las cuales se ven perfectamente plasmadas en las letras de Garrett Russel, valiéndose de su forma característica de escritura metafórica.

‘1-1-2’ y ‘Translate The Night’ son las dos canciones que abren de manera impoluta la historia de doce capítulos perfectamente narrados que es este disco. La primera, una intro repleta de samples que nos introduce en la atmósfera a la que este grupo ya nos tiene acostumbrados, da pie a una segunda canción que nos da a conocer completamente a un nuevo y refrescante Silent Planet, dejando claro que vienen pisando muy fuerte.

‘Trilogy’, que vio la luz en plena cuarentena, es una de las canciones que más engancha de este nuevo álbum. Entrando con un grito desgarrador, un riff potente y unas baterías descomunales, desde el primer segundo transmiten ese punto de locura y rabia al que todos llegamos en aquellas fechas. Aunque sea su cuarto disco, cuando te adentras en este trabajo con ‘Second Sun’, ‘Terminal’ o ‘Alive, As A Housefire’ y escuchas las armonías que crean las voces fusionadas de Garrett Russell y Thomas Freckleton, puedes sentir al viejo Silent Planet, aunque con una nueva sensación de plenitud, honestidad y madurez que pocas formaciones pueden hacerte sentir a esas alturas de su carrera.

Otra de las características que hace que éste sea su mejor trabajo hasta el momento es cómo han elevado el nivel de su música. Con secciones ambientales que te sumergen en un estado de trance total y breakdowns que consiguen que tu mente colapse. Siendo fieles a ese metalcore progresivo que venían haciendo en anteriores álbumes, han logrado adaptarse a las tendencias más modernas y fusionarlo todo para dar a luz canciones como ‘Panopticon’ y ‘Anhedonia’.

Para poner la guinda al pastel cierran el álbum con la canción que da nombre al mismo y que, en palabras de Russell, más significado tiene de todo el disco. Siendo un trabajo basado en vivencias personales, ‘Iridescent’ es la canción con la que el frontman de la banda rinde homenaje a su cachorro fallecido hace ya unos meses.

En resumen, un disco musicalmente completísimo y con una narrativa casi perfecta donde la banda californiana ha conseguido superarse a sí misma en cada una de las doce piezas que lo compone.

AGER BARRAGAN

Reseña Panorama
Silent Planet
8
Artículo anteriorLa joya del día – ‘Riff Raff’
Artículo siguienteEntrevista a Crim