Inicio Críticas de Discos SEPTICFLESH – ‘Modern Primitive’

SEPTICFLESH – ‘Modern Primitive’

Fuertes, tenaces y persistentes.

Ahora que inician el camino hacia su cuarta década como formación, Septicflesh parecen haber tomado plena conciencia de quiénes son, y qué se espera de ellos.

Esos riffs tan básicos como robustos (aupados aquí por el productor Jens Bogren), los parones cinemáticos y efectistas, las instrumentaciones arcanas, las apariciones estelares de las voces claras de Sotiris Anunnaki V… y el poderío de las del propio Seth Siro Anton, por supuesto. En Modern Primitive no hay ni rastro de gothic, cosa que agradezco, y la necesidad de publicar algo como Infernus Sinfonica MMXIX en 2020 refuerza esta idea, pues para ellos debió ser como cerrar un círculo.

Cinco años después de Codex Omega, los griegos han vuelto a convencerme, y lo han hecho sin grabar una obra maestra. Ni falta que hace. Olvidémonos por fin de Communion y tengamos muy claro que proezas así sólo se dan una vez en la vida. En cambio, aquí tenemos un despliegue de medios impresionante, pero que inteligentemente, no abruma ni empacha. Es decir, que ‘The Collector’, ‘Hierophant’ o la bombástica ‘Self Eater’ sacan todo el jugo a contar con la Filmharmonic Orchestra de Praga, y a un coro adulto al completo, y otro de niños… pero lo hacen de forma sagaz y equilibrada.

Seth sabe perfectamente por dónde llevar esta banda y canciones, y en su decimoprimer álbum ya no existen los titubeos. Tras los guitarrones de ‘Neuromancer’ llega el terror homicida a lo Jaws de ‘Coming Storm’, no es una casualidad y te pilla desprevenido, y sobra decir que es uno de los mejores cortes que han sacado en tiempo. Ésta sí es excesiva, pero es adrede y le sienta de rechupete.

‘A Desert Throne’ es dinámica y quien no acabe moviendo las cervicales con ella es que simplemente está muerto, y ‘Psychohistory’ te obliga a permanecer bien atento hasta el final del disco con toda esa contundencia y oscura pegada. Si alguien esperaba que la última ‘A Dreadful Muse’ fuera más pausada estaba equivocado. Emotiva sí, pero enérgica también lo es un rato.

Si eres seguidor de Septicflesh ya sabes perfectamente qué encontrarás en Modern Primitive. Sin demasiadas sorpresas, pero tampoco decepciones. Fuertes, tenaces, persistentes, y en su justa medida con incluso esos 38 minutos de álbum. Lo que esperas, lo que son.

PAU NAVARRA

Reseña
Septicflesh
7
Artículo anteriorCAVE IN – ‘Heavy Pendulum’
Artículo siguienteBleeding Through vuelven con ‘Rage’