Inicio Cómics y Libros Satán Es Real – La Balada De Los Louvin Brothers

Satán Es Real – La Balada De Los Louvin Brothers

La apasionante historia de los hermanos Louvin por fin en castellano.

Autor: Charles Louvin
Editado por: Es Pop

Considerada como una de las grandes biografías sobre un grupo de música, Satán Es Real – La Balada De Los Louvin Brothers se edita por fin en castellano, ocho años después de su edición original. Un dato totalmente anecdótico porque da igual que esta historia se lea un año después de su edición, ahora, o de aquí a 30 años. Su valor sigue intacto.

Para poner en antecedentes The Louvin Brothers fueron un dúo procedente de Alabama, que oscilaron entre la música góspel y el country. Formado por los hermanos Ira y Charles Louvin  alrededor de 1940, no fue hasta la siguiente década cuando empezaron a ganar notoriedad, llevando una carrera repleta de altibajos que no paró hasta su disolución en 1963. Aunque su nombre no goce de un gran calado popular, su influencia llegó a los grandes nombres de la música americana de raíces, llámese Elvis Presley o Johnny Cash, fans reconocidos de la pareja.

La historia de los hermanos explicada por Charles, que falleció en 2011 justo cuando había acabado de escribir estas memorias -Ira lo hizo en 1963-, sencillamente no tiene desperdicio. Pongámonos en la piel de Charlie, girando en un coche destartalado por toda América, cobrando en muchas ocasiones miserias, tocando en sitios inverosímiles, y sobre todo acompañado de un hermano de carácter volátil, por decirlo de una manera amable, entregado en cuerpo y alma al alcohol. Con él cada actuación significaba jugar a la ruleta rusa, ya que tanto podía romper su mandolina en una ataque de rabia, insultar al público (o al mismísimo Elvis, con quien compartieron la primera gira importante del icono de Tupelo), como dejar a todo el mundo con la boca abierta gracias a su talento.

Con semejante bomba de relojería a su lado, no cuesta imaginarse que las anécdotas van una detrás de la otra, aderezadas con los clásicos enfrentamientos familiares con sus padres, y todas ellas contadas con ese aire socarrón que da ser del sur de Estados Unidos. Sin duda, la visión y el humor de Charlie ayudaron a que el libro consiguiera dar ese salto a lectura de culto.

Y como bonus final, decir que la portada icónica del libro pertenece a su álbum más conocido. Y sí, también de detrás de esa portada hay una historia para no creerse. Maravilla.

RICHARD ROYUELA