Inicio Críticas de Discos SABATON – ‘The Great War’

SABATON – ‘The Great War’

El oscuro contexto de la Gran Guerra les ha sentado fantásticamente.

No hay demasiadas personas en este país que puedan decir que llevan doce o trece años siguiendo la trayectoria de Sabaton. Cuando pasaron desapercibidos teloneando a Edguy algunos ya estábamos alerta, y también estuvimos en primera fila cuando poco después pasaron con su propia gira por Razz 3. Esa vez no fue complicado hacerse un hueco, la verdad… en ese bolo fuimos 15 personas, y eso siendo generosos.

Es por eso que guardo un profundo respeto por todo lo que han conseguido los suecos en todo este tiempo, por mucho que sus discos cada vez me hayan gustado un poco menos. Yo siempre les vi un enorme potencial, pero jamás imaginé que serían una de esas bandas destinadas a reventar estadios en un futuro próximo. En el periodo comprendido entre Attero Dominatus y Metalizer apuntaban maneras, pero joder, no hasta ese punto.

Y es que, en pelear a muerte por un sueño, pocos pueden competir con ellos. Dos décadas en la brecha para saborear ahora el éxito, resistiendo incluso a una desbandada que dejó a Joakim Brodén y Pär Sundström solos en la comandancia. Pero en vez de desfallecer y tirar la toalla, ése fue precisamente el punto de inflexión que llevó a Sabaton hasta lo más alto del metal europeo actual, le pese a quien le pese.

Tras una intensa campaña promocional, The Great War llega a nuestras manos y, a la primera escucha, ya nos deja un poco más tranquilos. Afortunadamente, el quinteto ha logrado alzar el vuelo y superar con creces lo ofrecido en el anterior The Last Stand, sin duda su peor obra hasta la fecha. Los teclados horterillas siempre serán marca de la casa, pero una inmundicia del tamaño de ‘Blood Of Bannockburn’ ya os adelanto que aquí no la vamos a encontrar.

Y es que el oscuro contexto de la Gran Guerra le ha sentado fantásticamente al combo escandinavo, entregando un álbum conceptual que no se sale del tono serio que demanda un conflicto tan cruel, sanguinario y crucial como aquél. La Primera Guerra Mundial ha permitido a Sabaton volver a presentar canciones tan absolutamente suyas como ‘Seven Pillars Of Wisdom’, ya no digamos ‘82nd All The Way’ o ‘Devil Dogs’, o por fin entender cuándo y cómo colocar una buena sección sinfónica, casos de ‘The End Of The War To End All Wars’ y esa ‘Great War’ que actúa como pieza central de este noveno trabajo.

‘The Attack Of The Dead Men’, la enérgica ‘The Red Baron’, ‘A Ghost In The Trenches’ o el clasicismo de ‘Fields Of Verdun’ se encargan de que nos vuelva a apetecer escuchar un nuevo disco suyo, de taponar una hemorragia compositiva que parecía no tener freno desde hacía demasiado tiempo.

PAU NAVARRA