El pasado viernes 1 de marzo, While She Sleeps cerraban en la sala Roundhouse de Londres el primer tramo de la gira de presentación de su nuevo álbum So What?. Pero lo que debería haber sido una gran fiesta se convirtió en una pesadilla para muchos de sus fans. Según informa el Evening Standard, hasta cien asistentes habría sido víctimas de una panda de cinco o seis personas organizada para robar teléfonos móviles.

Según uno de los testigos, a quien le robaron un Galaxy S8, la seguridad le informó que sólo durante las tres primeras canciones ya habrían sido 50 las personas a quienes les habían sustraído el teléfono.

La situación fue tan evidente que el personal de la sala informó al vocalista Lawrence Taylor para que avisara a los fans de lo que estaba sucediendo.

Al final del concierto, la seguridad obligó a las personas que salían a que desbloquearan su teléfono para demostrar que era de su propiedad, pero los ladrones ya se habrían marchado mucho antes.

Por desgracia, esta práctica es cada vez más habitual en conciertos y festivales, también en nuestro país, así que no está de más tomar precauciones.

Artículo anterior‘Don’t Think Twice, It’s Alright’
Artículo siguienteEstrenamos ‘A.W.K.W.A.R.D’, el nuevo vídeo de Cheeto’s Magazine