Inicio Críticas de Discos REVENGE – ‘Strike.Smother.Dehumanize’

REVENGE – ‘Strike.Smother.Dehumanize’

Estamos ante el combo que debería determinar qué es metal extremo y qué no lo es.

Revenge es uno de esos pocos grupos que todavía son capaces de hacerte reflexionar sobre los límites de la música. Ya hay formaciones que han conseguido ir más rápido y chamuscarte las neuronas a través de otros crímenes tan o más atroces, pero ocurra lo que ocurra, para mí el proyecto de J. Read seguirá conservando el estatus de banda más violenta del panorama actual. Lo suyo continúa siendo tan natural, abominable y sincero que no parece que nadie vaya a poner en peligro esa condición.

Cinco años después del demencial Behold.Total.Rejection y de disfrutar por fin de su culto en los escenarios más extremos del planeta, los canadienses vuelven a por nuestras cabelleras con el esperado Strike.Smother.Dehumanize, álbum que también coincide con el 20 aniversario de su fundación. Como no podía ser de otra forma, en este nuevo agravio nos enfrentamos a otra tromba inclemente de ruidos excretados desde el más puro odio misantrópico, pero entre ese tumulto de alaridos histéricos e inhumanos, entre corrosivos solos que muerden sin ton ni son, esta vez Revenge nos asaltan con una altanería más machacona y punk que, de verdad, va a tener gravísimas consecuencias para tu salud.

Su punto grind está más acentuado aquí, así que no te extrañe si ‘Reaper Abyss (Real Rain)’, ‘Oath Violator’, ‘Salvation Smothered (Genocide Of Flock)’, ‘Excommunication’, ‘Apostasy Imposed (Takeover Mode)’ o el abusivo parón de ‘Lightning Mythos’ te provocan una merecida hernia de disco cervical.

En ‘Self Segregation (System Torched)’ o ‘Death Hand (Strike Dehumanization)’, donde casi parece que a Gutalax les haya poseído el espíritu de Blasphemy y obviamente Conqueror, nos encontramos con una banda que ha comprendido plenamente el alcance de todo su poder.

Prosigue esa iracunda cruzada que nunca llegaremos a comprender del todo. Estamos ante el combo que debería determinar qué es metal extremo y qué no lo es.

PAU NAVARRA