Cuando el pasado 29 de diciembre saltó la noticia de la muerte de Alexi Laiho (Children Of Bodom, Bodom After Midnight), no trascendieron las causas que la habían motivado, aunque era público que venía acarreando problemas de salud derivados de su adicción al alcohol desde hacía tiempo.

Ahora Kimberly Gross, que legalmente seguía siendo la esposa de Laiho, aunque llevaban separados desde hacía años, ha revelado que según el informe forense el músico murió por una «degeneración del tejido conectivo de su hígado y páncreas por el consumo de alcohol», y que en su sangre también se han encontrado rastros de analgésicos, opioides, y somníferos.

Gross ha escrito en su Instagran:

«La pérdida de un talento extraordinario y un espíritu hermoso es una tragedia que era totalmente evitable. Todavía le quedaban muchos años buenos por delante. Imaginad la cantidad de música increíble que podríamos haber tenido si hubiera aceptado ser ayudado».

«Ruego a cualquiera que esté sufriendo de alcoholismo u otras adicciones que pida ayuda. No tienes porque tener el mismo destino. Si la gente intenta ayudarte, recuerda que lo hacen porque te quieren y se preocupan por ti, así que no los apartes. Por favor no te rodees de facilitadores que promueven las adicciones. Tómate este aviso como la señal de que nadie es invencible».

«No quiero que esta muerte sea en vano. Mi esperanza es que esto sirva para empezar una fundación en su memoria, en su Finlandia natal, para ayudar a quien está luchando contra los mismos demonios. Esto tiene que ser un diálogo abierto, no una fuente de vergüenza. Todos somos humanos, todos sufrimos, pero la ayuda está ahí. Si esta historia sirve para salvar UNA sola vida, entonces algo bueno puede salir de esta horrible pérdida que todos hemos sufrido».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kimberly Goss (@kimvoxrox)

Recordemos que el próximo 23 de abril verá la luz el EP Paint The Sky With Blood que Laiho había dejado grabado con su nueva banda Bodom After Midnight.

Artículo anteriorLa joya del día – ‘Death Of The Soul’
Artículo siguienteA DAY TO REMEMBER – ‘You’re Welcome’