Inicio Cómics y Libros Refugio

Refugio

Ideal para acercar a las personas hacia los primeros pasos por el activismo animalista.

Autor: José Fonollosa
Editado por: Grafito Editorial

Tras un año de espera (el lanzamiento estaba previsto justo cuando nos vimos encerrados en casa por la pandemia) y una exitosa campaña de preventa online, Refugio, puede que el trabajo más personal de Fonollosa hasta la fecha, llega por fin a las librerías de cómics para descubrir a los lectores todos los entresijos humanos y técnicos que hay detrás de una protectora de animales.

José Fonollosa (Miau, Vampi, Perros vs Gatos) realiza en este tomo un tremendo trabajo documental basado en su experiencia en primera persona como colaborador de una de estas asociaciones con el objetivo de concienciar al público sobre la importancia y necesidad de estos espacios para animales. Moviéndose en un terreno completamente didáctico y cercano, explicando los procedimientos, rutinas de trabajo, casos tipo, etc. José construye así un relato en primera persona que funciona como una perfecta guía de presentación para quien no sepa nada sobre este mundo (y que hará las delicias de las personas convencidas: colaboradoras o activistas)

Fonollosa no se moja más que en unas pocas viñetas sobre temas políticos y éticos ya que considera que esa no debe ser la función de este trabajo, pero tampoco importa ya que se entiende en todo momento cual es la pretensión (sincera, vital) de todas estas páginas; además, pocos dibujantes en nuestro mundillo dibujan a nuestros queridos peludos con la gracia y desparpajo con la que nos los muestra en este Refugio. 

Siendo directo, con sus justas dosis de humor y sin caer en el relato melodramático, este trabajo es ideal para acercar a las personas hacia los primeros pasos por el activismo animalista, no es necesario profundizar mucho más si no se desea, pero las pautas quedan recogidas y la invitación a descubrir un poco más y, por lo menos, a colaborar con las protectoras cercanas quedan recogidas en sus bellas y sinceras páginas.

SAMU GONZÁLEZ

Artículo anteriorHARAKIRI FOR THE SKY – ‘Mӕre’
Artículo siguiente¿Son las pelis de Rob Zombie un horror?