Inicio Críticas de Discos REDIMONI – ‘On The Brink Of Existence’

REDIMONI – ‘On The Brink Of Existence’

Siguen reivindicando sin tapujos ni sorpresas el thrash ochentero más canónico.

Hay que agradecer siempre que cerca de tu casa haya una banda como ReDimoni a la que poder echar mano para que te transporte, en su particular DeLorean thráshico, a los 80 para hacer headbanging como si no hubiera un mañana y evadirte del tedio aburrido de la cotidianidad.

Los barceloneses llevan en activo desde el 2000, pero como muchos otros grupos han tenido una trayectoria errática y discontinua por culpa de algunos cambios de formación y por las dificultades añadidas a querer compaginar una banda con una vida ‘normal’ (entiéndase por ‘normal’ el tener que comer y pagar facturas trabajando por no poder vivir de la música). Es por todo ello que no teníamos noticias discográficas suyas desde 2014, cuando publicaron un split con los también catalanes Graveyard.

Por eso, cuando a finales de 2020 publicaron el single ‘As The Soul Leaves The Body’, empezamos a tener la esperanza de poder escuchar material nuevo en poco tiempo. Y así fue como en enero de este año lanzaron este EP, On The Brink Of Existence, que sacia por fin nuestra sed.

ReDimoni siguen reivindicando sin tapujos ni sorpresas el thrash ochentero más canónico y ortodoxo. Es lo que mejor saben hacer y lo que más les gusta, y a estas alturas de la película no van a cambiar ni a hacer experimentos. Y la verdad, no hace falta. Los queremos precisamente por ello y este EP es como un puñetazo de thrash old school en toda tu puta cara desde los primeros acordes hasta el último aliento del corte que cierra el disco, ‘Axes’ (para mi gusto, la mejor del disco con un juego de guitarras y voz que me remite directamente al universo de los míticos 3 Inches Of Blood). Sin subterfugios ni artificios. ¿Para qué andarnos con tonterías?

Poco más de 17 minutos que saben a poco (¡Queremos más!) y que nos prometen diversión y puro metal cuando por fin podamos volver a disfrutarlos en directo.

Nada nos gusta más que aquello que conocemos y nos da seguridad. Y nada mejor que eso sea aquello que nos hizo escuchar y amar el metal desde pequeñitos. Ojalá un poquito de ReDimoni para alegrarnos la vida a diario. Thrash ‘em all, malparits!!!

KARLES SASTRE