Psicodelia, garage, rock progresivo, folk, kraut, jazz, thrash metal, spaghetti western, blues sureño, música microtonal… Casi resulta más sencillo citar que palos no han tocado King Gizzard & The Lizard Wizard a lo largo de una carrera de lo más trepidante. Con apenas diez años de existencia, los australianos han entregado ya quince referencias que son todo un muestrario de su volátil e imprevisible genialidad.

Aún con todo, son muchos quienes al intentar adentrarse en su vasto catálogo encuentran un verdadero escollo entre tanta variedad estilística. ¿Por dónde empezar? O mejor dicho; ¿cuál es el disco adecuado según los  gustos de cada uno? Para todos aquellos neófitos en el combo aussie, aquí va una guía rápida de 10 temas (hemos elegido uno por disco) con los que ayudaros a descubrir a una de las formaciones más fascinantes y únicas que ha dado esta década.

1- ‘Am I In Heaven?’ de I’m In Your Mind Fuzz (2014)

Obviando sus cuatro primeros álbumes, se podría decir que en I’m In Your Mind Fuzz King Gizzard terminaron por definir su propio sonido (si es que esto es posible en un grupo que sufre una metamorfosis continua a cada nuevo lanzamiento). Psicodelia pasada de rosca, toneladas de fuzz para regalar y descaro en cantidades industriales era una receta que ya comenzaba a dar resultados tan excelsos como estos 7 minutos que recogen muchos de sus puntos fuertes.

2- ‘The River’ de Quarters (2015)

Una constante en su discografía es la de cambiar radicalmente de tercio entre un disco y otro. Si en I’m In Your Mind Fuzz ponían en funcionamiento la maquinaria a plena potencia, su siguiente paso fue el de rebajar las pulsaciones. Aún así, Quarters (una obra dividida en cuatro piezas de 10:10 minutos de duración cada una) seguía expandiendo las posibilidades del multiverso Gizz. Esta sugerente ‘The River’ es una de las favoritas entre los aficionados más veteranos.

3- ‘Robot Stop’ de Nonagon Infinity (2016)

Para muchos, Nonagon Infinity fue el primer contacto con la banda y sin duda el álbum con el que empezaron a ser el centro de todas las miradas dentro de la crítica especializada. Destacar una sola canción en un disco que está pensado para ser reproducido en un loop continuo desde que comienza hasta que termina y vuelve a empezar, es tarea complicada sin desmerecer al conjunto entero. Pero ese arranque con ‘Robot Stop’ arremetiendo con una fuerza descomunal se antoja insuperable. La bestia más desatada que nunca.

4- ‘Rattlesnake’ de Flying Microtonal Banana (2017)

2017 quedará en la memoria como el año en el que King Gizzard & The Lizard Wizard se atrevieron con la hazaña de lanzar un re-póker de álbumes. El reto comenzó con el que a la postre se ha convertido en uno de los más queridos dentro de su colección. Tuneando sus instrumentos para explorar la música microtonal y así obtener nuevos sonidos, Flying Microtonal Banana es uno de sus trabajos más experimentales, pero sin perder de vista el facturar canciones en el sentido más tradicional. De ahí surgen monstruosidades como ‘Rattlesnake’, que es puro kraut rock elevado al cubo. ¿Qué el estribillo te resulta cargante? Prueba a escucharla un par de veces y no podrás sacártelo de la cabeza. Palabra.

5- ‘The Lord Of Lightning vs. The Balrog’ de Murder Of The Universe (2017)

No somos pocos los que disfrutamos de la cara más contundente del conjunto liderado por Stu McKenzie. En ese sentido, Murder Of The Universe no es un disco del todo perfecto (los continuos interludios a modo de spoken word cortan bastante el ritmo), pero sí guarda alguno de los momentos más heavys de su discografía. El binomio formado por ‘The Lord Of Lightning’ y ‘The Balrog’ resulta irresistible para quienes nos pirran las guitarras al máximo de volumen.

6- ‘Countdown’ de Sketches From Brunswick East (2017)

En el computo global, dudo que muchos destaquen Sketches From Brunswick East como uno de los álbumes más brillantes de King Gizzard. Sin embargo, esta colaboración junto a Mild High Club, proyecto del músico Alex Brettin, ejemplifica su ambición por investigar todo tipo de estilos, asumirlos y regurgitarlos a su manera. Un poco de jazz relajante para descansar los pabellones auditivos nunca viene mal.

7- ‘Crumbling Castle’ de Polygonwanaland (2017)

Es posible que Polygonwanaland hiciese en su día más ruido por la manera en que fue lanzado que por su contenido. El grupo puso a disposición de todo el mundo y de manera gratuita los masters del álbum para que sus seguidores pudiesen fabricar y distribuir copias del mismo libremente, dando lugar a diversas ediciones. Eso no quita que siguiesen facturando momentos excelsos en su faceta más ácida. Los 10 minutazos de la inicial ‘Crumbling Castle’ son todo un chute que merecen estar ya no solo en cualquier top 10 que se precie, sino en lo más alto del pódium.

8- ‘All Is Known’ de Gumboot Soup (2017)

Apurando hasta el último día del año, los Gizzard cumplieron su palabra y en la Nochevieja de 2017 apareció su quinta referencia en apenas 365 días. Vale, el asunto tiene truco, ya que Gumboot Soup no deja de ser un recopilatorio de descartes que quedaron fuera de los cuatro anteriores discos. De todas maneras, sirve igualmente como un muestrario de todas sus influencias e incluso esconde alguna que otra joyita, caso de una ‘All Is Known’ que intuimos debía ir destinada para Flying Microtonal Banana.

9- ‘Cyboogie’ de Fishing For Fishies (2019)

Si escucháis el tema que da nombre a Fishing For Fishies y a continuación este ‘Cyboogie’, pensaréis que es imposible que dos cortes tan distintos puedan coexistir en un mismo ecosistema musical. Pero “imposible” es un término que no aparece en el Gizzionario. Pocos como nuestros chicos son capaces de pasar del blues campestre a una marcianada bailonga llena de teclados y sintetizadores sin que se te quede cara de circunstancias. Tan raruna que la acabas cogiendo cariño.

10- ‘Planet B’ de Infest The Rats’ Nest (2019)

Su más reciente y hasta ahora última referencia es todo un homenaje al thrash metal de los 80… a su manera, claro. Infest The Rats’ Nest puede hacerte recordar a unos Metallica con acné o a los Slayer más imperiales, pero siguen siendo capaces de dejar plasmada su personalidad. De lo más cafre que han hecho nunca. ¿Qué será lo siguiente? Seguro que no tardaremos mucho en averiguarlo.

Aprovechamos para recodar que King Gizzard & The Lizard Wizard estarán actuando en nuestro país los próximos días 18 de octubre en Madrid (La Riviera) y el 19 en Barcelona (Razzmatazz).

GONZALO PUEBLA