¿Recordáis que hace justo dos años estrenamos un adelanto de lo que iba a ser el nuevo trabajo de Virgen? Pues bien, finalmente el grupo de La Vega Baja publica hoy mismo Que Parezca Un Accidente, un EP de seis rabiosos cortes que tenemos el gusto de presentar en nuestra web.

Grabado y mezclado por Juan Ballester en Delta Studio (Bigastro) y masterizado por Martín Ballestra en Last Punch Mastering (Glasgow), se trata de una obra conceptual que aborda varias de las injusticias de la sociedad actual al tiempo que pretende activar la conciencia de aquellos que están adormecidos por el sistema. El artwork ha corrido a cargo de The Braves Church.

Podéis escuchar Que Parezca Un Accidente a continuación, así como realizar el pre-order desde el Bandcamp de The Braves Records.

Aprovechando su lanzamiento, hablamos con Jorge Vileilla, vocalista de la banda alicantina, para que nos contase las motivaciones detrás de este artefacto sonoro y el por qué de tan larga espera.

Lo primero de todo, ¿quiénes forman parte de Virgen a día de hoy? ¿Cuál es la alineación titular ahora mismo?
JORGE VILELLA “Para la salida de Polsaguera en 2015, López y Mario, guitarristas y amigos desde Primera Vez, decidieron abandonar la banda y por ello reclutamos otra vez a Juan Ballester que, además de uno de los fundadores desde la era Dusk, es nuestro actual productor. También quisimos contar con Miguel Hernández de Zombies&Diamonds, Galgo, Cuneo, Montenegro… Grandísimo amigo y unos de los guitarristas más flipantes de nuestra tierra. También tenemos la suerte de contar con Dario Marroquí de Osezno al bajo mientras Manuel, nuestro bajista habitual, está en San Francisco. Cuando regrese, Darío se quedará con nosotros e iremos con dos bajos. Lo bueno es que ya somos unos cuantos que nos sabemos las canciones y ya hemos montado como una especie de comuna vegabajense del post-hardcore”.

Que Parezca Un Accidente estaba previsto que viese la luz en 2019. ¿Qué es lo que ha provocado que se haya retrasado tanto?
“Bueno, como diría un buen vegabajense, es que parece que si no tardamos ‘no nos luce’ (risas). No, fuera de coñas y la obviedad de haber entrado en pandemia, es que ya no tengo respuesta para esto. Es un EP que tardamos dos días en componer y tres en grabar. Por petición de Juan Ballester, lo volvimos a grabar y se le ha dado alguna vuelta que otra también a la mezcla y al master. Nos gusta tanto ese proceso que nunca queremos abandonarlo”.

Veníais de un álbum complejo como Polsaguera, que fue casi una reinvención del grupo diez años despuésés del debut. Aquí en cambio vais a machete desde el pitido inicial. ¿Cómo salieron estas canciones que van en vuestra onda más agresiva?
“Pues precisamente porque creemos que si una banda no sorprende está muerta. Efectivamente estás en lo cierto, Que Parezca Un Accidente es un ejercicio de oxigenación tras la densidad de Polsaguera. Hubo un punto de inflexión en 2016 donde adaptamos las canciones para un show en un teatro y por un momento pensamos en refinar el sonido y hacer un disco más maduro y reposado, más bluesy. Pero dijimos, ‘¿Qué diablos?…hay que hacer lo más cañero que hayamos hecho nunca’. Y así ha sido. Siempre en nuestro ADN hemos tenido influencia del hardcore ochentero y noventero, pero nunca la habíamos dejado aflorar tanto en nuestra música como lo hemos hecho aquí. Además, quisimos triturarlo y añadirle nuestro toque personal para que sonara a nosotros y lo cierto es que después de algunas vueltas estamos muy contentos con el resultado”.

Esa rabia se refleja también en las letras. Nunca os habéis considerado una banda política, pero aquí hay un mensaje muy crítico con una sociedad, no ya con la de 2019, sino con la de un 2021 que pinta todavía más negra si cabe. ¿A qué obedece ese interés por alzar la voz en contra de las injusticias del día a día?
“Aunque tras el blackout de la pandemia parece difícil recordar la vida anterior y tendemos a creer que todo estaba mejor, eso no es del todo así. Recuerdo que en el momento de sacar estas canciones arrastrábamos casi tres elecciones en un año, nuestra situación laboral y vital no era la mejor y sentimos que el mundo se enturbiaba a pasos agigantados. Decidimos que si la fuerza que habíamos conseguido con estas canciones podía ayudar a despertar conciencias y que la gente se enfrentase a las ideas por ellos mismos, sería algo estupendo. Sin ser un nosotros un grupo político, sin duda Que Parezca Un Accidente es lo más político que puede que hagamos nunca”.

Hace un año se decía aquello de “saldremos más fuertes de esta”, cosa que ni mucho menos ha sido así.¿Hacia dónde creéis que nos estamos dirigiendo como colectivo visto que el panorama no hace sino empeorar cada vez más?
“Obviamente el desastre para nuestro colectivo llegó desde el minuto cero. La mayoría de nuestros amigos, además de músicos, son productores, promotores, tour managers o técnicos de sonido. Lo han pasado y lo están pasando bastante mal. Es cierto que nosotros en estos últimos años no estamos teniendo una gran actividad de directo. Puede que no seamos los más indicados para dar consejos en ese aspecto, pero hemos visto colegas con discos recién sacados o giras montadas a punto de comenzar pasarlo muy mal y eso no le gusta a nadie. Hay que ayudar en la medida de lo posible. Ellos saben que nos tienen a disposición para recaudar fondos y ayudar en lo que necesiten”.

El diseño del EP realizado por Kantz de The Braves Church está muy cuidado. Cada canción está representada en el artwork e incluso al juntar todos los títulos de los cortes se forma una frase. Cuéntame un poco de que va toda esta locura conceptual.
“A Kantz le admiramos mucho y desde hace tiempo queríamos hacer algo con él. Tiene un estilo único y le dimos la libertad creativa que nos pidió para hacer cosas como deformar el logo, sacarlo fuera de plano… En la coctelera incluimos portadas de los discos de hardcore norteamericano de los 80, algo de metal crossover de los 90 y el rollo collage que nos flipa. Lo cierto es que lo clavó. Es impactante, diferente y refleja a la perfección lo que pretendíamos. De hecho, le gustó tanto que, aunque sólo le pedimos una portada genérica, él decidió hacer una para cada canción, y bueno, es flipante porque aunque hay algo de retoque digital, tanto el collage como las letras están hechos a mano. El que acabara siendo conceptual no se nos ocurrió a nosotros si no a él uniendo los títulos. Te juro que después de Polsaguera no queríamos nada conceptual en tiempo, pero es cierto que éstas canciones salieron bajo una rabia que tiene mucho que ver entre sí. Así que con algunas modificaciones en los títulos y algún cambio de orden hicimos que el EP también fuera conceptual. Kantz es un enamorado de la Vega Baja, disfruta con nosotros, nuestros hablares, nuestro humor y sobre todo nuestra música. Podríamos decir que es el no vegabajense más vegabajense que existe. Él para nosotros desde los tiempos de Tenpel es un amo, pero lo que ha conseguido durante estos años en The Braves Church es de otro mundo. Es un amigo, un artista integral, pero también un coach. Te anima a salir de baches creativos y vitales, seguir tirando adelante con el grupo o a la creación de nuevos proyectos. Te pregunta, se preocupa, te da cariño. Un mecenas muy necesario en estos tiempos. Nunca había visto nada igual y esperamos por el bien de la cultura de este país que dure mucho su empuje y ganas”.

Aunque vuestra actividad ha ido a rachas, hay un detalle que siempre me ha gustado de vosotros y es que, aunque no tenga relación directa con el grupo, utilizáis vuestras redes para recomendar continuamente formaciones o artistas de los que sois seguidores. Es una actitud poco frecuente de ver en los perfiles de las bandas, donde suele primar más el mirarse al ombligo. ¿Echáis en falta algo más de camaradería en la escena?
“Muchas gracias, pero lo cierto es que si no lo hacemos más es por falta de tiempo. Lo ideal sería ayudar a las bandas de manera más directa, pero es que en digital de verdad que no cuesta nada echar un cable para que se conozca el trabajo y el esfuerzo de grupos amigos u otros proyectos. Esto es un disfrute y cuanta más gente lo comparta y conozca, mejor. No entendemos cómo hay quienes no ayudan a otras aportando su alcance y seguidores. Si todo lo hacemos en nuestro entorno, el feedback también será siempre de los mismos y así no hay manera”.

Ya que estamos, ¿cuáles fueron las bandas que más os impactaron durante el confinamiento o las que habéis descubierto en estos últimos meses?
“Que hayamos descubierto en los últimos meses pues The Armed, Cobra Man, The Fearless Flyers, Hobosexual, Mdou Moctar o Bully… Y que siguiéramos escuchando pues King Gizzard & The Lizzard Wizard, Idles, ´68, The Body, Daughters, Will Haven y Shinner demostraron que estaban en plena forma con sus lanzamientos, Crossed sacaron un discazo flipante, Emma Ruth Rundle, The Wax, Derby Motoreta´s Burrito Kachimba y Califato 3/4, Big Brave, Chastity, Drab Majesty, Zeta, Sudestada, el regreso de Adiós Caballos, Boneflower, Acid Mess, Cala Vento, Carolina Durante, Mac DeMarco, Los Manises, Los Vinagres, Metz, Biznaga, Torche, Adrift, Cuello, Baptists, Stray From the Path, Tame Impala, Black Mountain, Ty Segall, Japandroids, Fucked Up, USA Nails, Crass, Encono, Tragedy, Full Of Hell, Nails…”.

Con todo el tiempo que ha pasado, imagino que ya tendréis material nuevo para un próximo trabajo. ¿En qué punto os encontráis Virgen ahora mismo? ¿Qué planes tenéis en el horizonte?
“Tenemos varias ideas de hacia dónde dirigirnos y aunque no las hemos materializado aún es cierto que es lo que más nos cuesta. Luego, una vez decidamos hacia dónde ir, el material sale solo y eso es verdaderamente genial. Lo que no me atrevo ya, visto lo visto, es a hacer una predicción de cuándo sacaremos lo próximo porque seguro que no lo vamos a cumplir (risas).

GONZALO PUEBLA