Ozzy Osbourne ha querido celebrar unos de los incidentes más famosos de su carrera de una manera muy original.

El 20 de enero de 1982, durante un concierto en el Veterans Memorial Auditorium en Des Moines (Iowa), Ozzy arrancó de un mordisco la cabeza de un murciélago.

A lo largo de los años, el cantante de Black Sabbath ha explicado que lo hizo porque pensaba que era un muñeco de plástico, ya que lo había arrojado un fan al escenario, pero resultó que se trataba de uno de verdad, por lo que tuvo que ser trasladado a u hospital para que le vacunaran contra la rabia.

Ayer, Ozzy anunciaba el lanzamiento de un muñeco con cabeza extraíble para celebrar el 37 aniversario del incidente a través de su web al ‘módico’ precio de 40 dólares. Por lo que ponen, la primera tanda ya se ha agotado, pero viendo el éxito, seguro que harán más.

Os recordamos que Ozzy estará actuando, junto a Judas Priest, el próximo 3 de marzo en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Artículo anteriorCrónica – Catalonia Extreme Winter (Barcelona)
Artículo siguienteMira los shows de Rise Against, Weezer y Twenty One Pilots en IHeartRadio 2019