Un halo de esperanza para la celebración de conciertos en los próximos meses. El estudio clínico celebrado el pasado 12 de diciembre en la sala Apolo de Barcelona ha publicado hoy sus resultados, y ha constatado que ninguna de las 463 personas que asistieron al concierto se contagió de coronavirus. En cambio entre las 496 personas que participaron en el estudio, pero que no entraron en la sala, hubo dos contagiados.

Los doctores Josep Maria Llibre y Boris Revollo, responsables del estudio han explicado que asistir un concierto es seguro si se producen en las mismas condiciones que las del estudio: tests de antígeno, máscaras FFP2 y control de accesos.

El estudio se ha llevado a cabo entre la Fundació Lluita contra la Sida i les Malalties Infeccioses, el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol y Primavera Sound.

Artículo anteriorLa joya del día – ‘Find Yourself Alone’
Artículo siguienteRYAN ADAMS – ‘Wednesdays’