Steve Grimmet, vocalista de Grim Reaper, una de las bandas pioneras de la New Wave Of British Heavy Metal, ha fallecido a los 62 años. La noticia fue confirmada ayer por su hermano Mark Grimmett en las redes sociales.

Steve se unió a la banda en 1982, tres años después de su fundación, pero acabó siendo su miembro más duradero, grabando cinco discos de estudio entre su primera etapa hasta 1988 y tras su reunión en 2006.

Aunque no se ha desvelado las causas de su muerte, los problemas de salud de Grimmett vienen de lejos y en 2017 tuvieron que amputarle parte de su pierna derecha por una infección en los huesos.

Descanse en paz.

Artículo anteriorBrady Ebert ya no es guitarrista de Turnstile
Artículo siguienteARCH ENEMY – ‘Deceivers’