Inicio Críticas de Discos MISS LAVA – ‘Doom Machine’

MISS LAVA – ‘Doom Machine’

Lo fans del stoner ya tienen su disco del año.

No hace falta vivir en el desierto para parir un gran disco de stoner rock. No os dejéis engañar por los secarrales que protagonizan sus videoclips, ni por la aridez que desprenden sus riffs, Miss Lava son de Lisboa y han grabado el que será uno de los mejores discos de 2021 en su género.

El largo proceso de creación de Doom Machine viene marcado por la felicidad y la tragedia. En estos cuatro años desde la publicación de su último EP, Dominant Rush, dos miembros de la banda han sido padres, mientras que el guitarrista K. Raffah perdió a su bebé con tan sólo un mes de vida. Esta sucesión de episodios, sumados a la pandemia, han retrasado el cuarto larga duración de los lisboetas. La espera, no obstante, ha valido la pena y estamos ante un trabajo emocionalmente intenso y musicalmente apabullante.

Miss Lava nos meten una hostia con la mano abierta a los que creíamos muerto el stoner rock como género. El disco está grabado íntegramente en directo y esa vibración no te abandona durante las 15 canciones. Temas cortos, sonidazo, psicodelia, hard rock setentero y melodía, mucha melodía, todo eso y más es lo que nos ofrece Doom Machine.

‘Fourth Dimension’ es la elección obvia para abrir el álbum y entrar en harina, un tema directo con clara influencia de Kyuss que empalma con su hermana bastarda ‘In the Mire’ en un inicio de disco cargado de  electricidad y tormentas de arena que concluye en ‘Magma’ como perfecta outro. Sin embargo, es en las canciones con menos influencia de los de Homme, donde este trabajo alcanza sus mayores cotas de brillantez. Así, ‘Brotherhood Of Eternal Love’ y ‘The Great Divide’” son puro groove, excelentes cortes que beben de la psicodelia setentera. 

Mis dos momentos favoritos son ‘The Fall’ y ‘Doom Machine’, los dos temas más oníricos del álbum. Dos canciones que harían cuestionarse a Iommi si algún desliz portugués acabó dando luz a alguno de estos chicos.

Los que dabais por muerte el stoner, dadle una oportunidad a estos chicos, a los fans, ya tenéis disco del año.

LLUÍS PUEBLA

BONUS TRACK CON… K. RAFFAH (guitarra) Y RICARDO FERREIRA (bajo, voz)

Doom Machine salió hace ya unas semanas ¿Estáis contentos con la respuesta?
K. RAFFAH “No podríamos estar más contentos. Las críticas ha sido muy buenas, hemos tenido grandes charlas en las entrevistas, y las sensaciones son muy buenas. Creo que este disco está recibiendo más atención internacional que los anteriores, lo cual es genial. Nos encanta llegar a más gente”.

¿Cómo fue la experiencia de crear un disco durante la pandemia? ¿Os afectó?
RICARDO FERREIRA “De hecho, lo escribimos, grabamos y producimos antes de la pandemia. Empezamos a componer en 2016, justo después de sacar Sonic Debris, pero fue un proceso intermitente. Pero habíamos previsto sacar el disco a principios de 2020, y lo retrasamos a 2021 por la pandemia”.
K. RAFFAH “El mayor reto fueron las situaciones personales por las que pasamos y cómo afectó nuestra disponibilidad para el grupo. Hubo largos periodos en los que ensayábamos y creábamos sin parar, pero también otros en los que ni nos veíamos. Por suerte, el tiempo juntos era muy productivo. Creo que de alguna manera canalizamos todas las emociones a través de nuestra música”.

¿Encontrasteis consuelo en la música?
RICARDO “El álbum no estuvo solamente inspirado por las trágicas circunstancias personales, sino también por la situación global, con todos los problemas de la humanidad. La música siempre puede ser un consuelo, es una forma de expresión en la que puedes volcar una gran felicidad o gritar tu dolor más profundo”.

Diría que éste es vuestro disco más psicodélico. ¿Estáis de acuerdo?
RICARDO “Después de promocionar Sonic Debris, nos centramos en hacer largas improvisaciones en los ensayos. Raffah quería probar algunos sonidos psicodélicos con su guitarra, y a todos nos pareció bien sumergirnos en eso. Además, Johnny (Lee, voz) pasó mucho tiempo trabajando en Angola, así que creo que eso también nos llevó a un proceso más experimental, porque no había nadie poniendo al momento líneas de voz o construyendo las canciones, y eso nos llevó a los otros tres a trabajar en diferentes atmósferas”.

A lo largo del disco hay diferentes interludios. ¿Queríais crear una experiencia más inmersiva para el oyente?
K. RAFFAH “Es una consecuencia de lo que te contaba Ricardo. Nos gustaban muchas partes de esas improvisaciones, pero no se concretaban en canciones enteras. Así que J. Garcia sugirió grabarlas como interludios. Nos gustan mucho discos como Testimony Of The Ancients de Pestilence o Deliverance de COC, así que fuimos a por ello. Creo que después de grabarlos, tuvimos una visión más clara de lo que iba a ser el disco, y qué canciones podían encajar para crear una obra de arte más completa. Así que supongo que sí, queríamos crear ese tipo de experiencia”.

¿Qué planes tenéis para la próxima gira? Cuando se pueda girar, claro.
K. RAFFAH “Esperamos poder tocar más en España, porque nos encanta, y nos gustaría poder hacer una gira europea abriendo para alguna banda que mole. Cuando sea seguro, por supuesto”.
RICARDO “Molaría mucho poder tocar en festivales stoner europeos. Nos encanta conocer a nueva gente y ver a otras bandas. Recuerdo que cuando tocamos hace algunos años en el Desert Fest en Londres, pudimos ver a un montón de grupos”.

¿Cuál es la mejor banda stoner de la historia?
K. RAFFAH “¡Black Sabbath!
RICARDO “Ufomammut, sin duda. Sus atmósferas son única¡s e hipnóticas. Han creado un universo propio”.

DAVID GARCELL