Inicio Críticas de Discos LOS MAMBO JAMBO – ‘Exotic Rendezvous’

LOS MAMBO JAMBO – ‘Exotic Rendezvous’

Por muchas piruetas que hagan, siempre aterrizan de pie.  

Puede que uno no tenga esa sensación, pero si revisamos los datos estos arrojan una verdad incontestable. Cinco largos años han pasado desde que apareciese Jambology, el último álbum de estudio de Los Mambo Jambo. Demasiado tiempo para tratarse de unos de los combos instrumentales más geniales que tenemos por aquí.

Tal vez el que sus miembros hayan estado entretenidos (y entreteniéndonos) con otras aventuras como los discos de Dani Nel·lo junto a Los Saxofonistas Salvajes, Rambalaya (la banda paralela del batería Anton Jarl) o aquella estupenda revisión de su cancionero con la Arkestra en formato big band, haya hecho que siguiésemos teniendo a los barceloneses bien presentes. Pero sin duda ha llegado la hora de que vuelvan a reivindicarse.

Y es que en Exotic Rendezvous la banda hace una verdadera exhibición de como dominar un estilo que es suyo por derecho propio. Siempre han declarado que su intención nunca ha sido la de hacer un ejercicio de revivalismo, y aunque a ratos se acerquen al rockabilly (‘Rastro De Carmín’), al swing (‘¡Viva Sapo!’) o al surf de cortes como ‘Dr. Serpiente’ y ‘Baraba Cumbero’, donde el guitarrista Dani Baraldés se mueve cual escualo en mar abierto, Los Mambo Jambo terminan por llevárselos a su parcela.

Pero lo mejor viene cuando simplemente se ponen a ejecutar su sonido jambofónico haciendo gala de una pericia instrumental sólo al alcance de quienes llevan décadas haciendo de esto su profesión. No importa cuántas piruetas mortales se atrevan a realizar en ‘Contra Las Cuerdas’, ‘El Gran Ciclón’ o ‘Disparo Al Agua’. La química y el entendimiento entre los cuatro componentes es tal que siempre aterrizan de pie.  

Con la propia ‘Exotic Rendezvous’ y la final ‘Luna Caliente’ vuelven a hipnotizarnos a través del sensual saxo de Dani Nel·lo, siempre en primera línea de fuego. Como los mejores ilusionistas, puede que Los Mambo Jambo jamás nos revelen sus trucos, pero con discos tan buenos como éste, poco importa que nos mantengan sometidos a su merced.

GONZALO PUEBLA