Alex ‘Ali’ Dean, bajista de Architects, nos desvela cuáles son los cinco discos de su vida. Os recordamos que la banda actúa mañana en Barcelona (Razzmatazz) y el viernes en Bilbao (Santana). En junio volverá al festival Download Madrid.

TOOLLateralus (2001)
“Ésta es una elección fácil. Es un disco del que todos los miembros de Architects somos fans. Aunque lo escuchamos cuando éramos jóvenes, vivimos un pequeño revival de Tool cuando grabamos All Our Gods Have Abandoned Us, y desde entonces no hemos dejado de escucharlo. Tenemos muchas ganas de escuchar su nuevo disco, aunque tenemos miedo de que vaya a ser horrible (risas). Aun así, estamos muy emocionados por poder escucharlo y poder tocar con ellos en algunos festivales el próximo verano. Será genial”.

DEFTONESWhite Pony (2000)
“Es un clásico. Ha envejecido muy bien y ha sido un disco muy influyente para nosotros. De hecho, acabamos de lanzar una versión de ‘Change (In The House Of Flies)’ para Spotify que grabamos en Abbey Road. Moló mucho. Es una de nuestras bandas favoritas”.

CONVERGEJane Doe (2001)
“Para mí es una de las mejores bandas. No sé si la gente los etiqueta como metal o como hardcore, pero para mí son alucinantes. Jane Doe es mi disco favorito suyo. Es increíble de principio a fin. Todavía recuerdo la primera vez que lo escuché,  cuando arranca con ‘Concubine’ pensé que no había escuchado nada igual. Debía tener 16 ó 17 años y cambió por completo mi visión de la música heavy”.

MESHUGGAHKoloss (2012)
“Sé que es el disco favorito de los fans de Meshuggah, pero es un super sólido. Lo que hacen ellos es muy difícil y creo que en Koloss incluso lo llevaron a otro nivel. Me gustan sus otros discos, pero éste es especial. ¿Que si sería capaz de tocar un tema suyo? La verdad es que no (risas). Nunca lo he intentado. Para mí sería como hacer los deberes (risas). Igual lo probamos un día, ni que sea para divertirnos”.

EVERY TIME I DIEHot Damn! (2003)
“De nuevo, me descubrió una nueva faceta de la música más dura. Fue cuando me metí en el metalcore. También es un disco brutal de la primera canción a la última”.